15.5 C
Guadalajara
24 abril 2024
InicioSucesosUna ladrona demasiado "cariñosa", buscada en Guadalajara y detenida en Bilbao

Una ladrona demasiado «cariñosa», buscada en Guadalajara y detenida en Bilbao

Estas dos jóvenes, de nacionalidad rumana, estaban siendo buscadas por delitos contra la propiedad, entre ellos estafas, robos con violencia, hurtos, robos con fuerza e incluso lesiones.

-

La Policía Nacional ha detenido en Bilbao a dos mujeres, especializadas en los denominados «hurtos amorosos». Estaban reclamadas por 8 juzgados y 3 comisarías de diferentes puntos de España, incluida Guadalajara. Fueron arrestadas el 18 y 21 de abril. Se dedicaban a robar al descuido, tanto a personas mayores como turistas extranjeros. Entre los objetos que conseguían se encontraban relojes de la marca Rolex, cuyo valor llegaba a superar los 20.000 euros por unidad.

En el caso de la capital vizcaína parece que estas dos ladronas, ambas de nacionalidad rumana, se habían especializado en el robo de relojes de alta gama.

Una de ellas, de 26 años de edad, se hallaba en busca y captura por dos juzgados de Cáceres, otro de Guadalajara, uno de Málaga, uno de Albacete y otro de Astorga, en León. Además, tenía vigentes tres averiguaciones de domicilio y paradero por juzgados de Valencia.

La segunda arrestada, una joven de 24 años de edad, tenía dos búsquedas de detención y personación emitidas por juzgados de Málaga y Villarreal, en Castellón, y tres órdenes de búsqueda, detención y personación policiales por la comisaría de Marbella, Sur de Tenerife y Valencia.

Las dos estaban siendo buscadas por delitos contra la propiedad, entre ellos estafas, robos con violencia, hurtos, robos con fuerza e incluso lesiones.

Utilizaban, como queda dicho, el método conocido como «hurto amoroso», consistente en acercarse a turistas extranjeros con alto poder adquisitivo y avanzada edad, que preferiblemente se encontrasen solos, fingiendo vender flores, leer la mano o cualquier otra excusa para apropiarse, al descuido, de sus relojes. Fuera de las zonas turísticas, su objetivo de preferencia eran los hombres de edad.

Dispuestas a actuar con violencia

Si sus víctimas se percataban de la artimaña y se resistían, la mujeres empleaban la violencia para apoderarse de las joyas. En alguna ocasión llegaron a provocar lesiones de diversa consideración a sus víctimas.

Precisamente, de que se use la violencia o la fuerza depende el que se consideren hurtos o robos esta clase de delitos. En efecto, el hurto consiste en tomar con ánimo de lucro un bien mueble ajeno, sin la voluntad de su dueño. Por ejemplo, «levantarte» la cartera de la chaqueta o de un bolso. Se aplica lo contemplado en los artículos 234 a 236 del Código Penal.

A su vez, el robo consiste en apoderarse de las cosas muebles ajenas, con ánimo de lucro, utilizando para ello fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas. Se regula en los artículos 237 a 242 del Código Penal.

Los investigadores que han trabajado en las andanzas de estas mujeres tuvieron conocimiento de que en Marbella habían sustraído a un ciudadano de origen árabe un reloj de la marca Rolex valorado en más de 15.000 euros. En el sur de Tenerife arrebataron a un turista alemán un reloj de la misma marca, valorado en más de 30.000 euros y en Valencia hurtaron otro Rolex de 25.000 euros a un turista inglés.


Más información: