11.6 C
Guadalajara
6 abril 2024
InicioLocal¿Y si en vez de limpiar las calles con agua se usara...

¿Y si en vez de limpiar las calles con agua se usara aire a presión?

Se trata de un nuevo sistema de baldeo que funciona con aire a presión y que evitará "el perjuicio que supone el actual baldeo en el pavimento y en las fachadas de los inmuebles del Casco Histórico". En Toledo, no en Guadalajara.

-

Sólo cuando la sequía aprieta se dejan de limpiar a manguerazo limpio las calles de Guadalajara. Es una costumbre antigua, compartida con infinidad de localidades españolas… a la que ahora le ha salido una disidente cercana, Toledo.

El equipo de Gobierno toledano va a presentar, a partir de la semana que viene, la adquisición de siete nuevas baldeadoras de limpieza que se pondrán en funcionamiento a partir del mes de marzo.

Se trata de un nuevo sistema de baldeo que funciona con aire a presión y que evitará «el perjuicio que supone el actual baldeo en el pavimento y en las fachadas de los inmuebles del Casco Histórico». Del ahorro de agua no hablan en la nota de prensa oficial del equipo de gobierno, de PP con Vox.

Los problemas de la sopladoras para algunos vecinos

La nueva tecnología que aplicará Toledo va en contra del criterios de especialistas en Neumología, que llevan años alertando contra el uso de otro recurso muy habitual de limpieza urbana: las sopladoras.

La queja en este caso no es por el ruido, que ya de por sí merecería un capítulo aparte, sino por el polvo que levantan, perjudicial para la salud de algunos.

Según destacan los citados especialistas, el barrido por aire a presión aumenta el polvo en el aire con la posibilidad de la inhalación de éste. Y el polvo que se levanta incluye toda la sociedad previa de las calles: hojas, hongos, excrementos de pájaros. Por la acción de las sopladoras, partículas pequeñas se esparcen por el aire, incluso en forma de aerosol, y pueden llegar a ser respiradas tanto por los trabajadores como por los transeúntes. La alternativa sería el barrido tradicional o el aspirado, planteaban ya en 2019.

Limpieza viaria en Villanueva de la Torre.
Limpieza viaria en Villanueva de la Torre.

¿Por qué los baldeos?

Más allá de las suspicacias del ecologismos, lo cierto es que no resulta difícil encontrar en la literatura técnica sobre esta materia un apoyo casi incondicional hacia los baldeos, especialmente en lo más céntrico de las ciudades.

«El baldeo con agua a baja o media presión es el instrumento de limpieza más eficaz que puede utilizarse en las calles de una ciudad, ya que el agua arrastra todos los residuos que se encuentran sobre el pavimento, incluso los de menor granulometría, hasta los imbornales o sumideros de la red de alcantarillado», se llega a leer en un manual.

El baldeo con agua a alta presión se realiza en aceras y áreas peatonales, con el fin de efectuar un lavado en profundidad del pavimento, de forma que arranque toda la suciedad
incrustada en el mismo. Este tratamiento se lleva a cabo mediante la acción de máquinas baldeadoras de pequeñas dimensiones, que proyectan el agua a una presión de hasta 50
atmósferas.

En zonas en las que es necesario aplicar un tratamiento de baldeo como complemento periódico al barrido manual básico, se aplica un tratamiento denominado Baldeo Mixto. Este tratamiento es similar al baldeo mecánico, ya que el agua proviene de un vehículo cisterna, pero está complementado por la acción de los barrenderos que dirigen los residuos hasta zonas en las que llega la acción de las boquillas de agua a presión, para que los arrastre hasta el imbornal más cercano.

Hay una amplia gama de máquinas baldeadoras de baja, media y alta presión con distintos tipos de boquillas y conexiones para mangueras, unas destinadas específicamente al baldeo de calzadas, otras al de aceras y un último grupo utilizado para fines especiales.

Dentro del conjunto de los tratamientos de limpieza, el baldeo representa una fracción mínima, ya que el porcentaje de medios destinados al baldeo oscila entre el 10% y el 15% del total de los medios destinados a la limpieza viaria.

El requisito de tener bocas de riego no separadas más de 50 metros entre sí en las dos aceras de la calle que se esté baldeando y el hecho de que el coste de este servicio sea como mínimo el doble que el del barrido, hacen que el baldeo manual se restrinja como
tratamiento básico de limpieza a los cascos históricos y áreas comerciales y céntricas de las
ciudades, no empleándose en el resto de calles o utilizándose sólo como tratamiento
complementario.


Más información: