Tren de Cercanías.

Adif acaba de adjudicar por 801.909,65 euros el contrato de obras de rehabilitación de la catenaria en el trayecto de Madrid Atocha y Guadalajara. En realidad, el tramo que se modificará está limitado al comprendido entre las estaciones de Atocha Cercanías y Coslada. Hay un plazo de ejecución de 6 meses y deberá servir para garantizar el servicio en las líneas C-2, C-8 y C-7.

Son 12 kilómetros, entre los puntos kilométricos 2/500 y 14/597 de la línea ferroviaria que une las estaciones antes citadas. Se va a cambiar el hilo de contacto de la catenaria. También se instalará nuevo pendolado equipotencial, corrección y ajuste de equipos de contrapeso y sustitución de anclajes. La solución adoptada permite la ejecución de los trabajos durante la banda de mantenimiento nocturno, por lo que no afectarán al servicio ferroviario.

Según destacan desde Adif, “con todo ello se pretende mejorar el comportamiento de la catenaria y contribuirán a la mejora y aumento de la fiabilidad y regularidad de las circulaciones ferroviarias, disminuyendo el gasto de mantenimiento e incrementando la eficiencia energética”. La adjudicataria es la Sociedad Española de Montajes Industriales, .

Las “péndolas equipotenciales” con la clave

La línea aérea de contacto, también llamada catenaria, es la encargada de suministrar la energía eléctrica al tren. La péndola es el elemento vertical conductor que une el hilo de contacto de la catenaria con el cable de sustentación.

Con el incremento de consumo eléctrico de los nuevos trenes, se hace necesario sustituir las péndolas de tipo convencional por nuevas péndolas equipotenciales. “Este nuevo modelo tiene un menor desgaste, menos pérdidas eléctricas y una mejor conductividad”, aseguran.

Más información: