Clicar sobre algunos SMS es el comienzo de una estafa que puede costarte mucho dinero.
Clicar sobre algunos SMS es el comienzo de una estafa que puede costarte mucho dinero.

La Policía Nacional ha resuelto un presunto delito de estafa que se cometió utilizando el procedimiento de ‘smishing’. Tan sorprendente como el procedimiento es la edad de los supuestos autores y el importe, elevado, de lo conseguido.

Según lo que ha trascendido, una joven de 19 años de edad (detenida en Vallecas) y un interno de un Centro de Menores se habrían hecho con el control del teléfono móvil de su víctima, accediendo sin problemas a su cuenta bancaria y robándole 8.600 euros.

La víctima, de Albacete; los autores, en Madrid

Las pesquisas comenzaron en el mes de octubre del año pasado, cuando un ciudadano de Albacete acudió a la Policía Nacional para denunciar que había sufrido un ataque informático en su teléfono móvil.

Según manifestó, su terminal comenzó a encenderse y a apagarse de manera autónoma y, tras varios intentos de reiniciarlo, comenzó a ver que aparecían pantallas emergentes con enlaces a diferentes páginas web, quedando finalmente apagado.

Inmediatamente después, pudo comprobar que en su cuenta bancaria constaba una extracción en cajero por valor de 4.900 euros y que se había ordenado desde su cuenta una transferencia de 3.700 euros. Todo esto sucedió después de que la víctima pulsase sobre un enlace que había recibido vía SMS.

Al acceder a dicho enlace, se descargó en el teléfono un programa informático tipo “troyano” que los delincuentes utilizaron para hacerse con el control del teléfono móvil.

Realizadas las gestiones pertinentes, los investigadores pudieron identificar a la persona beneficiaria de la transferencia, comprobando que, parte de este dinero fue a su vez remitido a un tercero a través de un servicio de envío instantáneo de dinero de móvil a móvil.

Más información: