Fallecidos diarios por coronavirus en Castilla-La Mancha, a 30 de abril de 2020.
Fallecidos diarios por coronavirus en Castilla-La Mancha, a 30 de abril de 2020.

Día agridulce el de este jueves en Guadalajara en lo tocante a la lucha contra el coronavirus. Al fin, después de varios amagos, en el Hospital de Guadalajara ya hay menos de un centenar de pacientes ingresados por COVID-19. Exactamente, este 30 de abril de 2020 se ha comunicado oficialmente que el número de personas que se reponen allí de la enfermedad son apenas 99, menos de un tercio de lo que se llegó a atender simultáneamente.

Sin embargo, no puede haber nada de alegría cuando hay que sumar 5 fallecidos más a la ya larguísima relación de víctimas de la pandemia en la provincia. Son ya 220 las personas que se reconocen oficialmente como muertes por coronavirus.

Por si faltaba un motivo más para la desazón, tras mes y medio de confinamiento no para de haber nuevos contagios. Más aún, del miércoles al jueves se ha dado un repunte con 41 positivos en las últimas horas, hasta los 1.799 en el total de la provincia desde el inicio de la epidemia.

Y aun así, viéndolo con más perspectiva, el impacto del coronavirus en Guadalajara se va suavizando. El miércoles hubo dos fallecidos y los positivos fueron 18.

El mes de abril finaliza con 2.352 hospitalizados menos, 173 respiradores más libres y 5.119 altas epidemiológicas más de las que había el pasado día 1, datos que afianzan la evolución de la pandemia por coronavirus en Castilla-La Mancha.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha confirmado este jueves 276 nuevos casos positivos, 47 a través de PCR y 229 a través de test rápidos.

El acumulado de casos en Castilla-La Mancha es de 20.071, de los cuales 15.832 han sido confirmados por PCR y 4.239 a través de test rápidos.

Por provincias Ciudad Real acumula 7.555 casos, Toledo 4.635, Albacete 4.298, Guadalajara 1.799 y Cuenca 1.784.

El número de hospitalizados desciende en 177 en las últimas veinticuatro horas para un total de 878.

Por provincias Ciudad Real tiene 298 hospitalizados, Toledo 257, Albacete 190, Guadalajara 99 y Cuenca 34.

El número de personas que necesitan respirador en las unidades de cuidados intensivos es 180, 9 menos que ayer.

Las altas epidemiológicas experimentan un crecimiento en las últimas veinticuatro horas con 206, para un total de 5.512.

Por provincias, Ciudad Real acumula 1.821, Toledo 1.602, Albacete 1.236, Cuenca 521 y Guadalajara 332.

Por lo que respecta a los fallecidos por COVID-19, hay 27 en las últimas veinticuatro horas (7 en Ciudad Real y Cuenca, 5 en Guadalajara y Toledo y 3 en Albacete), para un acumulado total de 2.463 desde el inicio de la pandemia. Por provincias Ciudad Real acumula 970, Toledo 600, Albacete 439, Cuenca 234 y Guadalajara 220.

El drama de las residencias de ancianos

Hay 225 centros sociosanitarios de la Comunidad Autónoma que cuentan con algún caso positivo por infección de coronavirus. Estos centros están ubicados de la siguiente manera: 64 en Toledo, 56 en Ciudad Real, 39 en Cuenca, 36 en Guadalajara y 30 en Albacete.

El número acumulado de casos en residentes de estos centros es 4.720, mientras el número de residentes fallecidos confirmados por COVID-19 es 1.002.

Desde la Consejería de Sanidad insisten que los fallecidos en centros sociosanitarios y que se confirman como COVID-19 no corresponden a defunciones actuales; por tanto, no se reflejan como “nuevos fallecidos” pero se han incluido en el total acumulado en la información ofrecida.

“Poco a poco, con paso firme”

Blanca Fernández, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida el 21 de abril de 2020. (Foto: D. Esteban González)
Blanca Fernández, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida el 21 de abril de 2020. (Foto: D. Esteban González)

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha hecho balance del mes de abril señalando que aunque ha sido un mes “muy duro en contagios y presión asistencial sanitaria”, mirando con perspectiva los datos de las últimas semanas, son más esperanzadores. “Estamos más tranquilos, vamos poco a poco, pero con paso firme”.

Así lo ha destacado la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, que ha señalado que aunque “cada día se rompe un poco más el corazón” de este Ejecutivo por cada fallecimiento, y sufre “una mella permanente en el ánimo”, los datos llevan a pensar que la pandemia “poco a poco va remitiendo”.

Entre los datos a resaltar, Fernández ha mencionado que el ritmo de contagio diagnosticado por PCR hace semanas era de 650 casos, y este dato ha descendido a 47.

Asimismo, ha indicado que Castilla-La Mancha se encuentra en tasa de decrecimiento de la pandemia, registrando un 16,3% de reducción de la misma, cuando la media nacional de esta reducción se sitúa en un 7,6%. También, han descendido los indicadores de miden el ritmo de contagio de un caso primario a secundarios, por debajo de la media nacional, “un buen índice para afrontar las medidas de desescalada”, ha destacado.