La Ruta de la Tapa de la provincia de Guadalajara regresa tras un año de ausencia por la pandemia con su XXII edición, que contará con 40 establecimientos de las localidades de Brihuega, Budia, Cabanillas del Campo, Durón, Guadalajara, La Puerta-Trillo, Pastrana, Sacedón y Yebes-Valdeluz.

El detalle de los establecimientos participantes se ha conocido este mismo viernes, justo en la primera jornada de las establecidas por los organizadores. Los lectores de LA CRÓNICA pueden consultarlo desde aquí, en el díptico de la ruta, en formato PDF.

Participan 40 establecimientos de nueve municipios, donde cinco son de Brihuega, uno de Budia, seis de Cabanillas del Campo, uno de Durón, Guadalajara aporta 21 establecimientos, La Puerta-Trillo uno, Pastrana participa con dos establecimientos, mientras que Sacedón estará presente con uno y Yebes-Valdeluz, con dos.

La Ruta de la Tapa se desarrollará los fines de semana del 19 al 21 y del 26 al 28 de noviembre.

Los clientes comen… y participan

Una vez más, los clientes podrán participar en la elección de la mejor tapa, para ello, se vuelve a poner a su disposición la App «rutappa», desde donde se podrá votar, con una valoración del 1 al 5, la tapa que ellos consideren la mejor. Cada dispositivo sólo podrá votar una vez a cada tapa, pudiendo votar en todas las tapas que prueben. En Guadalajara, además de la votación popular, habrá un jurado profesional.

Para incentivar estas votaciones, los clientes que hagan sus valoraciones a través de la app entrarán en el sorteo de cinco cenas o comidas para dos personas en cualquiera de los establecimientos participantes, con un máximo de 60 euros por pareja.

Tapas a 1,50

Una edición más, los establecimientos han preparado dos tapas especiales que ofrecerán a sus clientes, por 1,50 euros cada tapa, con las bebidas aparte, así se podrán degustar desde unas empanadillas de boletus hasta un chupa chus de carrillada de ibérico, pasando por un asadillo con anchoas del cantábrico o un solomillo de cerdo con tomates y pasas, entre otras delicias gastronómicas.

Estas tapas, como ha explicado el presidente de la Federación Provincial de Turismo y Hostelería de Guadalajara, se «servirán en el horario de apertura de cada uno de los establecimientos».

Juan Luis Pajares ha sido precisamente el encargado de contar los detalles de esta nueva edición, junto con Rosa Abel, diputada de Promoción Económica de la Diputación Provincial de Guadalajara, y Fernando Parlorio, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Guadalajara.

Pajares ha comenzado su intervención recordando la etapa tan dura por la que han pasado los establecimientos de hostelería y turismo de la provincia, al tiempo que reconocía que, todavía, los establecimientos no están trabajando al cien por cien y a los que esta pandemia se ha llevado por delante. Aspectos que se han notado en la participación de esta XXII Ruta de la tapa en otoño, donde ha descendido el número de participantes, al tiempo que ha agradecido a los mismos su compromiso con esta iniciativa y espera llegar a cifras de otras rutas en ediciones sucesivas.

Mientras, desde el Consistorio alcarreño, ha subrayado Fernando Parlorio, concejal de Turismo, quieren «premiar la creatividad, el gusto culinario y el buen uso de las materias primas que ofrece nuestra provincia a la hora de confeccionar una tapa». «Por ello, la participación en esta edición de la ruta de la tapa en la capital va a tener doble premio ya que desde el ayuntamiento de Guadalajara, a través de un jurado popular, es decir, todos aquellos que visiten los 21 locales participantes y voten a través de la app de Ruttapa y también un jurado especialista seleccionarán las ocho mejores elaboraciones y obtendrán un premio dotado en 250 euros», ha desgranado.

En representación de la Diputación de Guadalajara, la delegada del área de Promoción Económica y Empleo, Rosabel Muñoz, ha destacado «el objetivo de dinamización de la economía de esta iniciativa», ya que «un encuentro gastronómico de estas características, además de ofrecer nuestros mejores productos resulta de gran interés tanto para la ciudadanía como para los hosteleros», permitiendo que «los bares y restaurantes, uno de los sectores más perjudicados por la pandemia, muestren su creatividad e innovación».

Más información: