4.5 C
Guadalajara
1 marzo 2024
InicioEconomíaDescuentos del 75% en Valdeluz

Descuentos del 75% en Valdeluz

El 1 de septiembre de 2017, el juzgado notificaba la disolución de Reyal Urbis. Esta parcela es un resto de aquel naufragio empresarial en Valdeluz.

-

Por menos de lo que cuestan algunos pisos es posible intentar hacerse con todo un solar edificable en Valdeluz, de casi una hectárea de extensión. Para dar credibilidad al supuesto chollo, quienes lo ponen a la venta, mediante subasta, destacan que el precio de salida sólo cubre la cuarta parte del valor de tasación de ese terreno.

Dicho en cifras concretas: los 9.113 metros cuadrados de ese suelo urbanizable había sido tasado en un valor teórico de 1.200.000 euros; sin embargo, si ahora hubiera un único interesado se podría hacer con él cubriendo los 305.000 euros del precio de salida.

En efecto, un portal de subastas lanzaba el pasado 5 de diciembre su propuesta para la parcela en cuestión, ubicada en el sector 1 de Yebes. Corresponde a los restos que aún quedan de la quiebra de Reyal Urbis, la promotora de Valdeluz.

En los días que han transcurrido desde que se anunciara la subasta y hasta la publicación de esta información no ha habido nadie interesado, a pesar de que tiene una edificabilidad de 5.950 metros cuadrados.

El eventual comprador deberá asumir el pago de la plusvalía municipal, que se estima en más de 108.000 euros.

En la subasta puede participar cualquier particular, empresa o inversor. «Como compromiso de interés real, para pujar por los activos se deberán realizar depósitos de garantía cuyo valor dependerá del lote subastado», reseñan en su web. Para el caso de Yebes se ha fijado una señal de 24.000 euros.

Las pujas se podrán formalizar hasta el 16 de enero

Reyal Urbis surgió en 2007 tras la fusión de dos grandes empresas, Inmobiliaria Urbis y Construcciones Reyal, tras la adquisición previa de un 96,41% del capital social de Urbis por parte de Reyal a través de una Oferta Pública de adquisición (OPA).

El 31 de diciembre de 2012, cuatro años después del estallido de la llamada «burbuja inmobiliaria», Reyal Urbis aún contaba con un banco de suelo total de 7,8 millones de metros cuadrados de edificabilidad sobre rasante, lo que la convertía en una de las principales empresas europeas en la actividad de promoción residencial, con una cartera en renta de más de 459 millones de euros.

Tras casi dos años de negociaciones con los acreedores, durante los que se estudiaron todo tipo de alternativas para encontrar una solución y al no poder alcanzar un acuerdo de refinanciación con sus acreedores, Reyal Urbis presentó concurso voluntario de acreedores con fecha 19 de febrero de 2013, el cual fue aceptado por auto del Juzgado número 6 de lo Mercantil el 4 de marzo de 2013.

El 1 de septiembre de 2017, el juzgado notificó auto de liquidación de la sociedad, dictando su disolución, así como el cese de los administradores sociales.

Valdeluz fue quizá el ejemplo más conocido de su forma de entender el negocio inmobiliario.


Más información: