Atención Primaria telefónica durante el coronavirus.
Desde el inicio de la pandemia se han tenido que reajustar protocolos y procedimientos en todo el sistema sanitario de Castilla-La Mancha.

María Natalia Valles ya no es la máxima responsable de la Atención Primaria en Castilla-La Mancha. Según han asegurado fuentes del Gobierno regional a LA CRÓNICA, la decisión se habría tomado a petición de la interesada y por motivos personales. El hecho es doblemente singular, puesto que Valles era el alto cargo mejor remunerado de la Consejería, por encima incluso del propio consejero, Jesús Fernández Sanz, a la vista de sus declaraciones de bienes. 

El relevo llega en lo más crudo de la tercera ola del COVID-19, con todo el sistema de centros de salud y de consultorios de Castilla-La Mancha soportando la presión de la enfermedad, sin que hayan variado las necesidades de refuerzo de personal y de medios desde hace casi un año. Lo más notorio, públicamente, para aliviar la carga de trabajo ha sido en este tiempo el establecimiento de un call center para agilizar las citas con los médicos de familia.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado este viernes un decreto firmado por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, por el cual se dispone el cese de María Natalia Valles Fernández como directora general de Atención Primaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. No ha trascendido quién la relevará. 

“A propuesta del consejero de Sanidad y previa deliberación del Consejo de Gobierno en su reunión del día 12 de enero de 2021, vengo en disponer el cese de doña María Natalia Valles Fernández como directora general de Atención Primaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, agradeciéndole los servicios prestados”, precisa el decreto. Esta decisión surte efectos este mismo viernes, según recuerda la publicación.

Valles Fernández, nacida en 1966, es licenciada en Medicina y Cirugía por la facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Ha trabajado en los equipos de Atención Primaria del barrio del Polígono de Toledo, en Esquivias, en San Martín de la Vega y en Seseña a lo largo de su carrera profesional.

Natalia Valles Fernández, en un acto público.

Mejor salario que el propio consejero

Según la última declaración de bienes, la ahora cesada contaba con los mayores ingresos dentro del cuadro directivo de la Consejería de Sanidad y del Sescam. 

Mientras que Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad tiene un salario bruto de 79.265 euros anuales, María Natalia Vallés declaraba, como directora general de Atención Primaria, una remuneración anual de 82.519 euros brutos.

La nómina más baja de todo el plantel de altos directivos es la de María Begoña Fernández, directora general de Cuidados y Calidad.

Entrada al centro de salud de Manantiales, en Guadalajara.
Entrada al centro de salud de Manantiales, en Guadalajara.

Más información: