El culto a un ideal de belleza imposible es especialmente peligroso, por frecuente, entre las chicas, como confirma este estudio llevado a cabo en Guadalajara.
El culto a un ideal de belleza imposible es especialmente peligroso, por frecuente, entre las chicas, como confirma este estudio llevado a cabo en Guadalajara.

Hay un elevado porcentaje de adolescentes en riesgo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria en la ciudad de Guadalajara. Así de tajante lo concluye un estudio llevado a cabo en la capital por cinco médicos de Atención Primaria, que ha sido reconocido por un asociación profesional días pasados.

Casi tres centenares de chavales, en concreto 291, con edades comprendidas entre los 14 y los 19 años, fueron los protagonistas de este estudio sobre los trastornos alimentarios en esa franja de edad entre la población de la ciudad de Guadalajara.

De todos ellos, 124 eran chicos y 167, chicas, repartidos entre los cinco centros de salud de Guadalajara capital. Entre otras cuestiones, se registró su peso y talla. También se les pasaron tres test específicos de detección precoz de trastorno de la conducta alimentaria.

No todo es anorexia o bulimia

Dentro de ese grupo de población de la capital alcarreña predominan los trastornos de conducta no especificados, es decir, aquellos que no cumplen todos los criterios para ser diagnosticados como anorexia o bulimia nerviosa.

El citado trabajo de campo confirma un riesgo mayor en el caso de las mujeres, que podría asociarse al ideal de belleza basado en la delgadez. Del mismo modo, los médicos han podido verificar que existe mayor riesgo de desarrollar un trastorno de conducta alimentaria en el caso de adolescentes con hermanos respecto a los hijos únicos y que también es mayor el riesgo en aquéllos que conviven con un solo progenitor.

Finalmente, los autores del estudio corroboraron la eficacia del test SCOFF, en el que las respuestas indican la posibilidad de padecer un trastorno de la conducta alimentaria y que «se ha demostrado como un buen instrumento de cribado en Atención Primaria dada su validez, sencillez y rapidez de uso».

Premio para este estudio

Los autores son un grupo de médicos de Familia formados en el Área Integrada de Guadalajara y han resultado premiados por este trabajo durante el Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), celebrado recientemente en Zaragoza.

En concreto, recibieron el galardón al ‘Mejor trabajo original’ publicado en la revista Semergen durante los años 2020 y 2021 por el estudio ‘Detección precoz y prevalencia de riesgo de trastorno de la conducta alimentaria en Atención Primaria en Guadalajara capital’.
Los autores del trabajo han sido Silvia Pérez Martín, Amable José Valecillos, Lucía Gainza García, María Galán Berasaluce y Patricia Checa, siendo el asesor del estudio el doctor José Antonio Martínez Pérez.

Los objetivos del trabajo fueron, por un lado, conocer el porcentaje de pacientes adolescentes en una situación de riesgo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria, así como identificar la prevalencia de riesgo de padecer anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y otros trastornos de la conducta alimentaria no especificados según la edad, sexo, centro de salud de referencia, origen y nacionalidad, además de otros aspectos relativos al entorno familiar y social.

Asimismo, se pretendía determinar el porcentaje de jóvenes con formas subclínicas, esto es, aquéllos que están afectados por este trastorno pero en los que todavía no afloran síntomas o signos de la enfermedad, algo característico de las etapas iniciales. Finalmente, se trataba de estudiar si era posible emplear herramientas de detección precoz para esta patología desde Atención Primaria.

Para la concesión de este primer premio, el jurado ha destacado “la pertinencia de la cuestión de la investigación en un problema de salud que afecta fundamentalmente a nuestras jóvenes y que permite aportar una herramienta de cribado”.

Más información: