28.6 C
Guadalajara
17 junio 2024
InicioViajesPara conocer bien a Vermeer tienes que visitar Delft... y disfrutarlo

Para conocer bien a Vermeer tienes que visitar Delft… y disfrutarlo

Del 10 de febrero al 4 de junio de 2023, Delft acoge un programa que llevará al visitante por la ciudad para descubrir la vida de Johannes Vermeer. Para que no te lo pierdas, en LA CRÓNICA te adelantamos lo fundamental. El resto, lo tendrás que ver con tus propios ojos.

-

Pocos pintores han alcanzado tanta fama universal con tan pocos cuadros conocidos. En 2023, hasta los menos duchos en Historia del Arte van a oír hablar una y otra vez de Johannes Vermeer, que será el protagonista de una exposición antológica en Ámsterdam como se han conocido pocas. Pero lo que LA CRÓNICA propone a sus lectores es ir más allá de los lienzos hasta el mundo que habitó Vermeer, que sigue allí, esperando al viajero.

Vermeer es el autor de «La chica de la perla», tan conocida, pero también es mucho más. Entre 1632 y 1675 vivió y trabajó en Delft. De las 45 pinturas estimadas que realizó durante su vida, 35 se conservan en museos de todo el mundo.

La municipalidad de esta pequeña ciudad de 100.000 habitantes, cercana a La Haya, ha planteado con el mayor de los esmeros ‘Discover Vermeer’s Delft’ (Descubre el Delft de Vermeer), para conocer en primera persona el corazón de la ciudad en la que vivió y se hizo inmortal este genio de la pintura. Podrás hacerlo del 10 de febrero al 4 de junio, así que es bueno que vayas preparando billetes y hospedaje.

En efecto, del 10 de febrero al 4 de junio de 2023, Delft acoge un programa que llevará al visitante por la ciudad para descubrir la vida de Johannes Vermeer. Se ha trazado un itinerario que recorrerá los lugares de la ciudad que marcaron la vida del artista, habrá diversas actividades y una exposición en el Museo Prinsenhof de Delft para recordar la vida, la obra y descubrir la ciudad natal del maestro holandés.

El museo histórico, las iglesias, los canales y las casas holandesas harán revivir el pasado y los lugares de Delft donde vivió y trabajó Johannes Vermeer. Es un gran complemento a la exposición de Vermeer’s Delft en el Museo Prinsenhof de Delft y a la gran exposición de Vermeer en el Rijksmuseum de Ámsterdam.

¿Por qué hay que ir a Delft en 2023?

En Delft, el centro histórico de la ciudad, el Oude y el Nieuwe Kerk (Iglesias Vieja y Nueva), los canales y las casas holandesas te transportan al siglo XVII y reviven el pasado.

Para este 2023 hay atractivos turísticos para el gusto de muchos, no sólo de los expertos en pintura. Se puede admirar todo el trabajo del maestro holandés en reproducciones a gran escala en el Vermeer Centrum Delft, o unirse a una visita guiada por la ciudad sobre Vermeer o entrar en una de las pinturas de Vermeer y hacerse una foto con ropa del siglo XVII. Además se podrá degustar una cerveza especial «La chica de la perla» o un delicioso «Rollo Vermeer».

Vermeer Centrum, en Delft. (Foto: Michael Kooren)

Pero esta ciudad es para andarla. Mientras se camina por Delft, se experimenta el entramado de calles por las que anduvo el propio pintor. Donde nació, la casa donde pintó su famosa Vista de Delft o el gremio de San Lucas, donde se reunían los artistas de la ciudad, con los que estuvo muy implicado.

Hay, al menos, una docena de referencias vermeerianas dignas de ver:

1. Museo Prinsenhof Delft
El viaje comienza en el Museo Prinsenhof Delft con una visión profunda sobre la vida de Johannes Vermeer y sus contemporáneos en la exposición Vermeer’s Delft (El Delft de Vermeer). Esta es la primera vez que la vida de Johannes Vermeer, su mundo y su conexión con Delft forman el tema central de una exposición. Una colección de obras maestras de los contemporáneos de Delft junto con cerámica de Delft, tapices de Delft, objetos de archivo y documentos personales de la época de Vermeer. Una exposición que brindará una idea completa del clima artístico, intelectual y social en Delft del siglo XVII.

2. Gremio de San Lucas
Durante los siglos XVII y XVIII, Voldersgracht 21 fue el hogar del gremio de San Lucas, al que Vermeer, siguiendo los pasos de su padre, se unió como miembro en 1653. Pintores de bellas artes, pintores decorativos, vidrieros, escultores, grabadores, alfareros, impresores y comerciantes de arte podían convertirse en miembros del gremio. Hoy, el Vermeer Centrum Delft se encuentra aquí. Este es el único lugar donde se puede admirar la obra completa de Vermeer en reproducciones a gran escala. Una vía para regresar al siglo XVII y aprender sobre sus pinturas, vida, familia y técnicas.

3. Oude Kerk (Iglesia Vieja)
En la segunda semana de diciembre de 1675, Johannes Vermeer falleció tras enfermar dos días antes. Todavía tenía ocho hijos viviendo en casa en ese momento. Su funeral se registró en los registros de la iglesia de Oude Kerk en Delft el 15 de diciembre de 1675. Su suegra tenía su propia cripta, en la que también yacían varios de los hijos de Vermeer que habían fallecido antes. Vermeer estuvo enterrado en la cripta de la familia Oude Kerk durante muchos años, pero fue retirada en el siglo XIX. Cuando su obra se hizo más conocida en los siglos XIX y XX, muchos visitantes acudían a la iglesia en busca de su tumba. Se colocó una pequeña lápida para marcar el lugar de descanso final de Vermeer en 1975. En 2007, se colocó una tumba en Oude Kerk para conmemorar el tercer centenario de su muerte.

4. Vista de Delft
La pintura de Vermeer Vista de Delft es el paisaje urbano más famoso de la Holanda del siglo XVII. Muestra la vista del puerto desde el lado sur, pintada desde una casa del piso superior en Hooikade. La interacción de luces y sombras, el impresionante cielo nublado y los sutiles reflejos en el agua hacen de esta pintura una obra maestra absoluta. Es una vista magnífica que todavía puedes admirar en persona hoy, incluso visitar el lugar exacto donde Vermeer pintó su Vista de Delft en Hooikade en Delft, a solo 10 minutos a pie del centro de la ciudad.

Vista de Delft en septiembre de 2022. (Foto: Michael Kooren)

5. Oostpoort (Puerta del Este)
La gente de todo el mundo está familiarizada con la Puerta de Róterdam, a pesar de que desapareció hace casi dos siglos. La puerta se muestra de manera destacada en la pintura titulada Vista de Delft. En aquel entonces, esta puerta aún se encontraba en todo su esplendor. Con sus dos agujas, la puerta era muy similar a Oostpoort, la única puerta de la ciudad de Delft que queda en la actualidad. Pase por el majestuoso Oostpoort y sumérjase brevemente en la época de Vermeer.

6. La callecita de Vermeer
Hay varias teorías sobre la ubicación exacta de The Little Street. En noviembre de 2015, el historiador de arte Frans Grijzenhout sugirió que el edificio en Vlamingstraat en Delft debía haber sido la ubicación correcta. El barrio en el que se encontraba en ese momento Vlamingstraat era un barrio de clase media donde vivía gente con salarios bajos, como carniceros y carpinteros. La casa representada en esta famosa pintura fue el hogar de una de las tías de Johannes Vermeer.

La «callecita de Vermeer», en Delft. (Foto: Michael Kooren)

7. Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva)
La mayor parte de la vida de Johannes Vermeer giró en torno al Markt (plaza del mercado). La Nieuwe Kerk y el Markt tienen un significado especial en la vida de Johannes Vermeer. Vermeer fue bautizado en Nieuwe Kerk el 31 de octubre de 1632. Nieuwe Kerk es también el lugar donde descansan los miembros de su familia. Su abuelo por parte de padre, sus padres, su hermana y su esposa están enterrados aquí, a diferencia de Johannes Vermeer, que fue enterrado en Oude Kerk.

8. Beestenmarkt 26
El padre de Johannes Vermeer, Reynier Jansz, nació en 1591 en Beestenmarkt. El padre de Vermeer vivió desde los 6 hasta los 17 años en la posada De Drie Hamers (Los tres martillos), también ubicada en Beestenmarkt. Estudió en Ámsterdam pero volvió después al Beestenmarkt de Delft con su esposa. La hermana de Johannes Vermeer, Geertruyt, también nació en Beestenmarkt en 1620. El propio Vermeer nunca pasó tiempo aquí, pero el resto de su familia vivió aquí durante muchos años.

9. Voldersgracht 25
Johannes Vermeer nació en 1632 en la posada de su padre en Voldersgracht 25/26: la posada Vliegende Vos (Flying Fox). El padre de Vermeer se hacía llamar Reynier Jansz Vos en esos días. No adoptó el apellido Vermeer hasta 1640. Reynier era a la vez posadero y marchante de arte, y mantuvo buenas relaciones con pintores de Delft como Pieter de Hooch y Carel Fabritius. Todavía se puede visitar el lugar de nacimiento de Vermeer hoy. La posada Vliegende Vos fue restaurada en 2018 con habitaciones de hotel exclusivas. Y a partir del 1 de febrero de 2023, se podrá visitar esta posada para tomar una taza de café y obtener más información sobre la vida de Vermeer.

10. Mercado de Paarden
El 12 de octubre de 1654, ocurrió un desastre en Delft: el ‘Delftse Donderslag’. Donde ahora se encuentra el Paardenmarkt, una vez estuvo el Kruithuis, el polvorín de la ciudad. El Kruithuis sirvió como un gran almacén de pólvora. Cuando el polvorín explotó durante el ‘Delftse Donderslag’, la mitad de la ciudad quedó en ruinas. Un buen amigo de Johannes Vermeer, Carel Fabritius, vivía en Doelenstraat. La mayoría de las personas que vivían en esta calle murieron durante el incidente, incluido Carel Fabritius. Fabritius fue uno de los aprendices de Rembrandt entre 1641 y 1643. Se mudó a Delft en 1650, donde pintó retratos, vistas de la ciudad y su famosa pintura El jilguero. Vermeer se inspiró en parte en las pinturas de Fabritius.

11. Oude Langedijk 25
Entre 1660 y 1675, Vermeer vivió con su esposa, Catharina Bolnes, y sus quince hijos en la casa de su rica suegra, Maria Thins. Vermeer vivió y trabajó durante unos 15 años en esta casa en Oude Langedijk. La mayor parte de su obra fue pintada aquí.

12. Doelenplein
Si eras considerada una persona «próspera» en el siglo XVII, se esperaba que te convirtieras en miembro de la schutterij, la guardia cívica. Vermeer era miembro. El Doelenplein era donde se encontraba ‘de Doelen’. Este era el edificio donde se reunía la guardia cívica de Delft. En el Schuttersboek de 1674, Johannes Vermeer figura como miembro del primer escuadrón (pequeña unidad de caballería táctica) de la oranje vendel. La membresía de Vermeer lo conectó con personas importantes, como coleccionistas y clientes potenciales. No sabemos cuándo el pintor se unió a la guardia cívica, pero Johannes Vermeer solía reunirse como miembro de la guardia cívica de Delft en el lugar donde hoy se encuentra Doelenplein.

Todo bien organizado

Hay mucho que ver y hacer durante el programa de Vermeer en Delft. Un boleto combinado es ideal para quienes desean visitar múltiples actividades. Las organizaciones participantes incluyen Museum Prinsenhof Delft, Vermeer Centrum Delft, Royal Museum Delft, Rondvaart Delft y Oude and Nieuwe Kerk en Delft. Con esta entrada podrás visitar los lugares más importantes e interesantes a un precio asequible. Los boletos combinados están disponibles en delft.com/tickets y en la Oficina de Turismo de Delft (VVV) durante la duración del programa Vermeer.

Un día en Delft no te será, muy probablemente, suficiente para experimentar todo lo que ofrece la ciudad. Se puede aprovechar al máximo la visita a Delft con un viaje de varios días. Delft ofrece alojamiento excelente: desde hoteles de lujo y bed and breakfast hasta campings y albergues. Todo es cuestión de buscarlo y lo encontrarás.


Más información: