15.5 C
Guadalajara
14 mayo 2024
InicioCulturaUna condesa de 419 años vivirá en el Infantado por 80.000 euros

Una condesa de 419 años vivirá en el Infantado por 80.000 euros

A lo largo del siglo XX el cuadro abandonó la colección ducal del Infantado. Este martes ha sido comprado por el Estado, en una subasta, por 80.000 euros.

-

Parece una historia de película y el desenlace, en consonancia, ha sido sorprendente. En martes y 13, Subastas Segre ponía en circulación numerosos lotes de arte. Uno de ellos, con un valor de salida de 80.000 euros, era el «Retrato de doña Luisa de Mendoza y Mendoza, condesa de Saldaña», una obra pintada hacia 1603 por el italiano Antonio Ricci. El oleo, que se encuentra en mal estado de conservación, está destinado a engrosar la colección del Museo de Guadalajara.

El cuadro ya estuvo antaño en la capital alcarreña. En su día se catalogó en la colección de los duques de Osuna y se llegó a fotografiar a comienzos del siglo XX en la colección del Infantado, cuando todavía se la consideraba obra de Alonso Sánchez Coello y no de Ricci. «Debió ser posteriormente cuando abandonó la colección ducal, y aunque se desconoce el motivo, pudo deberse a una de las posteriores herencias testamentarias», según especula sobre su destino en las últimas décadas.

La condesa que está en trance de encontrar acomodo en Guadalajara viste una saya negra de mangas redondas «con puntas decoradas en lazos y orfebrería, cuello de lechuguilla muy pronunciado» junto con un peinado ascendente recogido con una red de perlas y flores. De sus hombros parte una toca blanca, que se une en la cintura con un joyel y una sarta de perlas. Su porte es regio, como el de tantos nobles en los retratos de la época.

«Retrato de doña Luisa de Mendoza y Mendoza, condesa de Saldaña», de Antonio Ricci.

Un cuadro barato

Dado que quien pujaba era el Estado, se lo quedó por el precio de salida, que era algo menos de la tercera parte de lo que se había llegado a solicitar directamente con anterioridad al Ministerio de Cultura, mucho antes de que terminase en la subasta de esta semana.

Según se destacaba en la documentación para los interesados, «el autor muestra una maestría inigualable a la hora de tratar las calidades en el cuadro, se reproducen a la perfección los materiales para las joyas y las texturas de la indumentaria», sobre los 100 por 56 centímetros del lienzo.

Se da la circunstancia de que este es uno de los escasos óleos que nos han llegado con la firma del artista italiano. Se cree que el retrato fue ejecutado con motivo de la boda de la condesa con el hijo del duque de Lerma, en 1603.

Ricci, un gran pintor

El italiano Antonio Ricci llegó a España aún joven, en 1585. Su destino era ser uno más entre los artistas encargados de la decoración de El Escorial, pero él y sus compañeros se quedaron sin trabajo apenas seis meses después. En vez de volver a su patria, eligió casarse en España y establecerse en Madrid, con ánimo suficiente como para tener 11 hijos. En el final de su vida, todo fueron penurias y en 1635 su mujer moriría en la cárcel, a donde había ido a parar, por deudas.


Más información: