Vista de Entrepeñas, en mayo de 2020.
Vista de Entrepeñas, en mayo de 2020.

Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han disminuido durante la pasada semana en 15,62 hectómetros cúbicos sus reservas. Almacenan actualmente 794,33 hectómetros, lo que supone el 31,54% por ciento de su capacidad connjunta –que asciende a 2.518 hectómetros.

El embalse de Entrepeñas es el que más ha notado el descenso en sus reservas, con 11,21 hectómetros en los últimos siete días. En el lado bueno, por ahora, es que está todavía algo por encima de la mitad de su capacidad teórica, ya que almacena 424,46 de los 813 que puede embalsar. En cambio, la proporción es mucho menor en el de Buendía, mucho más grande y también más vacío: ha disminuido en 4,41 hectómetros esta semana, hasta quedar en 369,57 de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

Otros embalses de Guadalajara

Del resto de embalses de la provincia, dos han visto aumentadas sus reservas y el resto las ha disminuido. Así, el de Bolarque (regulador del trasvase) sube 1,13 hectómetros y acumula 24,76 de un máximo de 31; y el de La Tajera gana 0,12 hectómetros y se queda con 41,81 de sus 59 posibles.

Por su parte, el de embalse de Pálmaces ha bajado 0,22 hectómetros sus reservas y llega a los 25,31 de 31 posibles; el de Beleña desciende 0,36 hectómetros y acumula 48,71 de un total de 53; y el de El Vado se deja 1,68 y se queda con 41,81, hasta un máximo de 56.

Mientras, el de Almoguera ha perdido 0,12 hectómetros y se queda con 5,83 de un máximo de siete; el de Alcorlo ha descendido 0,49 y cuenta con 111,13 de 180 acumulables; y El Atance alcanza los 19,57 hectómetros, 0,36 menos, de un máximo de 35.

Más información: