El expresidente del Grupo Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha, el guadalajareño Alejandro Ruiz, sigue insistiendo en que no fichará por ningún partido ni a corto ni a largo plazo y ve “altísimamente improbable que vuelva a la política”. Aun así, va dejando ver claramente sus simpatías y sus fobias.

Preguntado sobre si trabajaría con el presidente regional, Emiliano García-Page, o con el PSOE, Ruiz lo ha negado. “Con Page reconozco que tiene virtudes, es un buen político y gente de su equipo me ha demostrado una profesionalidad tremenda. El PSOE tiene un control de la región tremendo y son muy currantes. Y además es verdad que no es el PSOE de Sánchez, al contrario”. Tiene claro que “sí trabajaría con la gente de García-Page. Fíjate que cuando trabajé con Román me decían que era la marca blanca del PP, que era un fascista. Si ahora digo esto, me tacharán de rojo”.

Alejandro Ruiz, en el momento de firma por Ciudadanos el acuerdo de gobierno con Antonio Román en el Ayuntamiento de Guadalajara en 2015.
Alejandro Ruiz, en el momento de firma por Ciudadanos el acuerdo de gobierno con Antonio Román en el Ayuntamiento de Guadalajara en 2015.

Ningún partido le propuso nada

Todo esto lo ha expuesto en una entrevista al canal Guadalajara Media, en la que Ruiz ha negado que le hayan llamado de algún partido, pero si ha desvelado que “hace un mes” le “hicieron comentarios del PP”.

“Paco Núñez dijo que había cargos de Cs que llamaban a las puertas del PP. Es mentira, incluso en alguna entrevista insinuó que iba por mi”, ha afirmado Ruiz, que señala que “jamás trabajaría con Núñez porque representa política de postureo, de titular barato”, sin que nadie le haya visto “en una comisión, en una reunión, en una negociación; política de fotos por los pueblos, dando abrazos”, ha argumentado el exdirigente de Ciudadanos. Además, ha acusado al presidente del PP, Paco Núñez, de “cazar gente de Ciudadanos desde hace meses” y “no es al revés, como dijo recientemente”.

Ruiz ha hecho alusión a las declaraciones de Núñez en las que afirmaba que había “importantes llamadas de numerosos cargos” de Ciudadanos que “se estaban interesando por la posibilidad de venir al PP”, después de desencadenarse la moción de censura contra el PP en Murcia y la convocatoria de elecciones en Madrid.

Más información: