Una autovía de Madrid, con poco tráfico durante la crisis del coronavirus.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha confirmado este lunes que la Comunidad Autónoma también permanecerá cerrada perimetralmente hasta, al menos, concluir el próximo puente que enlaza las festividades del Día de la Constitución y de la Inmaculada Concepción. El alcance de la medida ya lo había anticipado hace días LA CRÓNICA.

Así lo ha desvelado García-Page en una visita a Talavera de la Reina, donde ha indicado además que se está trabajando para que este próximo viernes, si los datos lo permiten, todos los municipios de la región que actualmente están en nivel 3 de medidas restrictivas puedan retroceder y equiparar a toda la Comunidad Autónoma en el nivel 2, lo cual afectará en positivo a “multitud de negocios y comercios”.

Pasar toda la región a Nivel 2

“Vamos a trabajar, y lo digo con actitud preventiva, para que a partir del viernes el conjunto de la autonomía esté en nivel 2 y se puedan suavizar las medidas en todas las poblaciones donde se aplican de forma más rigurosa”, ha reiterado.

Emiliano García Page, el 5 de octubre de 2020, en Toledo, con el nuevo modelo de mascarilla de la Junta.
Emiliano García Page con el nuevo modelo de mascarilla de la Junta.

¿Y la campaña de Navidad?

Page se ha mostrado confiado de que en los próximos días haya acercamiento de posturas entre los dirigentes de las comunidades autónomas, hasta conseguir que las medidas restrictivas a adoptar para frenar el coronavirus en fechas navideñas sean uniformes en toda España.

El presidente de Castilla-La Mancha espera ese acuerdo nacional para que “no haya distingos” en lo que ocurra en todas las partes del país, “se hable en el idioma en que se hable” en todas ellas.

Eso sí, ha defendido lo acertado de las medidas implementadas en Castilla-La Mancha en la segunda oleada de coronavirus: “Las medidas genuinamente regionales nos han permitido tener cifras, no buenas, pero sí dominables. Esto pone en evidencia a aquellas instituciones que al comienzo de las pandemias hizo lo fácil, aprovechar las desgracias para hacer la peor de las políticas posibles. Da resultado la actitud de la ciudadanía”.

En la misma tónica de acuerdos entre comunidades autónomas, ha anunciado que en el corto plazo mantendrá reuniones con sus homólogos en Castilla y León y Aragón, Alfonso Fernández Mañueco y Javier Lambán, para abordar la colaboración de la prestación de servicios sanitarios en zonas limítrofes.

Así, ha apuntado que el hospital de Talavera da servicio a cerca de 32.000 cartillas sanitarias del área de Ávila; algo similar a lo que ocurre en la comarca de Molina de Aragón en Guadalajara, donde muchos de sus habitantes tienen que recibir servicios médicos de la vecina Aragón.

Más información: