Esta es la nave más reciente de Logisfashion en Cabanillas del Campo.
Esta es la nave más reciente de Logisfashion en Cabanillas del Campo.

La multinacional logística especializada en moda Logisfashion ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a tres de sus siete centros logísticos en España y a 188 empleados, es decir, el 35% del toda su plantilla en el país. Curiosamente, de los tres centros afectados, dos están en la provincia de Guadalajara.

En concreto, se trata de los centros de Santa María de Palautordera, en la provincia de Barcelona, y los de Cabanillas del Campo y Fontanar, ambos en la provincia de Guadalajara.

Logisfashion ha tomado esta decisión “extraordinaria” en un momento que también considera “extraordinario”, con el objetivo de garantizar la salud de sus trabajadores y la viabilidad de la empresa, mientras dure la crisis derivada del Covid-19.

Al mismo tiempo, la compañía ha trasladado que su objetivo es “salvaguardar, a largo plazo, los puestos de trabajo de sus empleados y mantener su capacidad para retomar la actividad a pleno rendimiento tan pronto como las circunstancias lo permitan”.

“Todos los puestos de trabajo están garantizados. Cuando este proceso llegue a su fin, estaremos preparados para iniciar con fuerza y con todos los recursos posibles el camino de la recuperación”, ha asegurado el consejero delegado, Juan Manzanedo.

Amplió en septiembre en Cabanillas

Logisfashion abrió un centro de nueva creación en Cabanillas del Campo de 22.000 metros cuadrados el pasado mes de julio de 2019. Está muy cerca del anterior, que cuenta con 45.000 metros cuadrados. Por entonces, la plantilla fija era de 120 personas, pero se preparaba un fuerte incremento de personal debido a las campañas de Black Friday y Navidad, cuando contaban con llegar a las 825 personas en tres turnos.

Más información:

Piden que se reconozca de alto riesgo a los trabajadores de logística