La catedral de Sigüenza, en una hermosa vista nocturna.
La catedral de Sigüenza, en una hermosa vista nocturna.

La ciudad de Sigüenza tiene méritos más que sobrados para brillar por sí sola, pero esta vez quiso que fuera Ferrero Rocher la que iluminara la Navidad en sus calles y, de paso, le hiciera una gran campaña publicitaria gratuita en toda España. Desde mediados de noviembre, LA CRÓNICA animó a sus lectores a apoyar este empeño, puesto que la decisión dependía de los apoyos recibidos en Internet, que no han sido suficientes.

Cumplida ya la primera fase de esta campaña, Sigüenza no ha quedado entre los tres finalistas, donde ya se encuentran Aínsa, Mojácar y Santillana del Mar.

Ni ganará Sigüenza ni lo hará la sevillana Cazalla de la Sierra, a pesar de los esfuerzos de la Diputación de Sevilla. En el caso de la Diputación de Guadalajara, estaban confiados en que su apoyo desde las redes sociales (a las que tanto esfuerzo dedican) sería relevante, según indicaron a este diario. Pues tampoco. Hasta se implicó la Oficina de la Junta de Comunidades en la Gran Vía madrileña. En vano.

La que ya ha ganado es la marca italiana, como en cualquier otra Navidad.


Más información: