13.7 C
Guadalajara
14 junio 2024
InicioHistorias para recordarNo dejan piedra sobre piedra

No dejan piedra sobre piedra

La demolición de la que fuera casa del pintor Carlos Santiesteban comenzó por su interior y ha continuado por la fachada, de la cual ya apenas queda nada.

-

Ni rastro de lo que fuera casa del pintor Carlos Santiesteban. Como ya alertó LA CRÓNICA hace un mes, la demolición del inmueble comenzó por su interior y ha continuado por la fachada, de la cual ya apenas queda nada. La imagen que encabeza esta información ha sido tomada este mismo sábado, 11 de mayo de 2024.

El propósito del Ayuntamiento, tanto de los anteriores como de los actuales responsables, es levantar en este nuevo solar y en el comprado hace algún tiempo con fondos municipales, un centro cultural dedicado a los cuentos.

El compromiso de respetar el legado del propietario de la casa, que disfrutó de ella en usufructo hasta su muerte a cambio de una compensación anual que pagaba la ciudad, se ha ido diluyendo hasta extremos insospechados con el paso del tiempo. Y eso incluye ya la peculiar fachada, tiempo después de haber sido arrasado con el interior.

Interior de la casa de Carlos Santiesteban, el 24 de marzo de 2021. (Foto: La Crónic@)
Interior de la casa de Carlos Santiesteban, el 24 de marzo de 2021. (Foto: La Crónic@)

Incluso en el vídeo electoral que difundió el anterior gobierno municipal, del PSOE, se hablaba de «rehabilitar» no de «demoler para reconstruir» este edificio:

A su vez, en el muy poco lejano 2022 el Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Guadalajara llevaba al pleno, un 27 de mayo, una moción para que el equipo de Gobierno «retomara» la conversión de la vivienda del que fuera hijo predilecto de la ciudad, Carlos Santiesteban, en una casa-museo dedicado al pintor para honrar su figura. La propuesta respetaría lo que se acordó nada menos que en 2002, por unanimidad de todos los grupos, cuando todavía vivía el artista y este aceptó y firmó el convenio para la cesión del inmueble al Ayuntamiento.

Para darle más empaque a la propuesta, el concejal Armengol Engonga, acompañado del también edil ‘popular’, José Luis Alguacil, plantearon la cuestión justo delante de la casa del pintor, en presencia de los periodistas. Ambos siguen siendo concejales, ya no en la oposición sino en el gobierno municipal.

Ya entonces, en un intento de equilibrismo político, Armengol argumentó que su formación no se oponía a la Casa del Cuento anunciada un año antes por el entonces alcalde, Alberto Rojo, pero le recordaba que «hay un acuerdo previo de todos los partidos para que allí se levante una casa-museo dedicada al pintor». De la casa no queda nada. Del museo, habrá que verlo.

Según enfatizó aquel día Engonga, «Rojo y su equipo de Gobierno han cambiado la voluntad de un pintor ilustre» de Guadalajara «sin respetar» tampoco la decisión de los grupos políticos de ese momento sobre un proyecto que a su juicio es «totalmente compatible» con la Casa de los Cuentos pero «sin menoscabar un acuerdo firmado».

2,5 millones de euros para este edificio

Por esa época, el 9 de mayo de 2022, Alberto Rojo había anunciado que en el Ayuntamiento ya estaban trabajando en la futura «Casa de los Cuentos y Centro Regional del Cuento».

Como se desveló mucho antes, ese es el uso que se pretendía y luego se ha asumido como inevitable para la que fue vivienda del pintor Carlos Santiesteban, al que se abonó desde las arcas municipales un pago anual mientras vivió para convertir ese inmueble de la calle Teniente Figueroa en museo del pintor. Para el nuevo propósito se anunció entonces una inversión de 2,5 millones de euros.

La casa del pintor Carlos Santiesteban, flanqueada por dos solares en la calle Teniente Figueroa.
La casa del pintor Carlos Santiesteban, tal como se mantuvo durante años tras la muerte de su propietario original.
(Foto: La Crónic@)

Alberto Rojo quería que las obras comenzaran en 2023, aunque no llegó a tiempo. Avanzó, eso sí, que este centro cultural tendrá salas polivalentes, expositivas, un rincón del cuento y dependencias para talleres. Y que se daría uso también al jardín.

Con esta idea se adquirió un solar colindante que luego se integró en el proyecto.

Bris y Santiesteban firman el convenio sobre la casa del pintor, en 2003.
Bris y Santiesteban firman el convenio sobre la casa del pintor, en 2003.

Al PP y a Vox nunca les entusiasmó este proyecto

Se da la paradoja, una de tantas que son frecuentes en política, de que los actuales responsables políticos del Ayuntamiento de Guadalajara nunca ocultaran el escaso entusiasmo que les provocaba la reconversión del hogar de Santiesteban en Casa de los Cuentos, al menos mientras estaban en la oposición.

En fecha reciente, como informó en primicia LA CRÓNICA, un «sótano desconocido» pudo dificultar el inicio de las obras, que ya están en marcha.

Meses atrás, la alcaldesa de la capital, Ana Guarinos, admitía que se trata de un proyecto con el que «puede haber discrepancias». No obstante, acto seguido argüía que serían «irresponsables» si decidieran cambiarlo sustancialmente porque eso supondría perder unos fondos europeos que ya están asignados.

Ha recordado Guarinos que cuando ellos llegaron al gobierno municipal el proyecto ya estaba realizado y también, los fondos adjudicados. Por esos motivos, «cambiar de proyecto hubiera supuesto perder dichos fondos y volver a empezar de cero».

«Esta ciudad no puede perder fondos europeos bajo ningún concepto porque en los últimos cuatro años hemos perdido tres millones y nosotros no vamos a ser tan irresponsables de perderlos», insistía en una entrevista publicada en este diario Ana Guarinos.

Todo ello, tras enfatizar que «se puede discrepar» respecto a dicho proyecto en cuanto a que el lugar en el que se va a hacer la Casa de los Cuentos era donde tenía su vivienda uno de los grandes pintores de la ciudad como fue Carlos Santiesteban, con quien había un compromiso del Ayuntamiento para dedicarla como museo del artista.

Guarinos interpreta que «el problema viene cuando se mezcla la Casa de los Cuentos con la casa del pintor ya que ese no era el compromiso que tenía el Ayuntamiento con el artista».

El problema se agrava cuando de la casa ya no queda ni la casa.


Más información: