Esta imagen es irrepetible, tras las demoliciones habidas; tampoco parece que pueda repetirse el uso para energía nuclear de este mismo entorno.
Esta imagen es irrepetible, tras las demoliciones habidas; tampoco parece que pueda repetirse el uso para energía nuclear de este mismo entorno.

No es que se tratase de una opción con demasiado fundamento, pero a alguien debió llegar a preocuparle tanto como para formular una pregunta al Gobierno de la Nación. Ese alguien se llama Ángel López Maraver y es diputado de Vox por la circunscripción de Guadalajara.

En respuesta a este parlamentario, el Gobierno acaba de descartar oficialmente la eventual instalación de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en los terrenos de lo que fue central nuclear “José Cabrera”. Ya hizo en su día lo propio con la candidatura del pueblo alcarreño de Yebra y ha terminado haciéndolo también con el proyecto puesto en marcha en la localidad conquense de Villar de Cañas.

Como los lectores de LA CRÓNICA saben, la instalación nuclear de Almonacid de Zorita está sometida a un proceso de lentísimo desmantelamiento desde hace más de una década, pues se inicio formalmente a la una de la tarde del 11 de febrero de 2010.

Más interesante es que el Ejecutivo reconozca que no ha renunciado al proyecto de un cementerio nuclear único para toda España, el famoso ATC, y aventura que “a partir de 2026 el almacén de espera de contenedores esté en marcha” e incluso la instalación del cementerio nuclear definitivo, plenamente disponible en 2028… si se cumplieran esos planes.

La respuesta del Gobierno de Pedro Sánchez aparece en el Boletín del Congreso de los Diputados. El diputado de Vox reclamaba información sobre el proceso de desmantelamiento de dicha central nuclear, y entre otras preguntas, formuló al Ejecutivo nacional si está previsto trasladar residuos nucleares de otras centrales al Almacén Temporal Individual (ATI) de Zorita. Los ATI, a diferencia de los ATC, siempre se han planteado como almacenes internos, para apilar los materiales radiactivos de cada instalación. Ese es el caso del existente en la central nuclear de Trillo.

Portada de la versión digital de Revista Nuclear.
Portada de la versión digital de Revista Nuclear.

¿Hasta cuándo el ATI en Zorita?

Por más que ya haya planes alternativos para el entorno de la antigua nuclear de Zorita, como una planta de fotovoltaica, el Gobierno de España no da fechas precisas para la salida del último resto radiactivo. A lo más que llega es a considerar que “la permanencia temporal de este ATI existente en el emplazamiento de la central nuclear José Cabrera dependerá de la alternativa que finalmente se adopte en el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) en relación con el almacenamiento temporal del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos de alta actividad”.

El borrador del 7º PGRR se encuentra en tramitación y, aunque en él se plantea la opción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos de alta actividad “como la opción más adecuada por ser la más eficiente desde el punto de vista ambiental y de la gestión de residuos radiactivos”, se analiza la opción de instalar Almacenes Temporales Descentralizados (ATD) “en los emplazamientos”, según reconoce el Gobierno.

En el caso de que finalmente se opte por un ATC, en el borrador del 7º PGRR, siempre según el Gobierno, “se contempla disponer de esta instalación en 2028, pudiendo ser utilizado su Almacén de Espera de Contenedores en 2026”. “Por ello, a partir de esa fecha, se empezaría a llevar a esta instalación el combustible gastado existente en los distintos emplazamientos”.

En todo caso, el Gobierno ha incidido en que “no está previsto trasladar residuos radiactivos procedentes de otras centrales al emplazamiento de la central nuclear de Zorita y, como se ha mencionado previamente, el borrador del 7º PGRR se encuentra en tramitación”.

Más información: