Boixareu Rivera pasará a ser oficialmente La Carrera; lo que no cambiará es la sucesión de casas sin criterio salpicadas de solares. (Foto: La Crónic@)
Esto es La Carrera para el común de los vecinos de Guadalajara, sin necesidad de reconocimiento oficial. (Foto: La Crónic@)

El próximo martes, 10 de agosto de 2021, el alcalde de Guadalajara firmará los correspondientes decretos para que seis calles de la ciudad cambien de nombre. El equipo de gobierno que encabeza Alberto Rojo, formado por 10 concejales del PSOE y 3 de Ciudadanos, quiere así eliminar del callejero los nombres de personas vinculadas con el llamado «bando nacional» de la Guerra Civil, como se llamaron a sí mismos los vencedores, y que aún seguían en vigor.

El primero que retiró placas con nombres franquistas en Guadalajara fue el también socialista Javier de Irízar, aunque de eso ya hayan pasado 40 años. También fueron retiradas por entonces las estatuas de Franco y José Antonio, arrinconadas y olvidadas en un almacén municipal. Repasar los listados de la suscripción popular que se organizó para su erección, según fueron publicados en un semanario local, permite reconocer muchos apellidos bien conocidos en la Guadalajara de estas últimas décadas e incluso en la actualidad.

Cinco nombres de mujer

De estas seis calles rebautizadas, cinco tendrán nombre de mujer. Cuatro de ellos fueron elegidos a través de una «encuesta participativa abierta a toda la ciudad, a partir de una propuesta elaborada por un grupo de expertos académicos con veinte figuras femeninas relevantes, cuyas vidas en algunos casos resultan menos conocidas o han sido invisibilizadas», según las explicaciones dadas este jueves por el Ayuntamiento de Guadalajara.

Los otros dos nombres son La Carrera, para el tramo que va de Santo Domingo a Bejanque y María Pacheco, figura clave en la revuelta de las Comunidades de Castilla, de la que se cumplen 500 años… que pasa a dar nombre a todo el resto que rodea el parque de la Concordia.

A vueltas con una calle que no existe

La nota oficial, tanto la emitida hace dos meses como la hecha pública este jueves, generaba una gran confusión si se atendía a su literalidad. En ambos casos se ha hablaba de que «la calle del Capitán Boixareu Rivera pasa a ser calle de La Carrera».

El pequeño, o gran problema, es que tal calle no existe en el callejero oficial de la ciudad. Sí se encuentra, en cambio, en Google Maps, junto al Asilo. ¿A qué se habrían atenido los responsables del cambio en el callejero?

Lo que ahora se quiere denominar La Carrera es esto, muy alejado de La Carrera: el ángulo que hacía la calle Boixareu Rivera delante del Asilo. (Croquis: Google Maps)
Lo que ahora se quiere denominar La Carrera no es esto, muy alejado de La Carrera: lo habrían limitado al ángulo que hasta el martes hace la calle Boixareu Rivera delante del Asilo de haber seguido la denominación de los croquis de Google y lo afirmado desde el Ayuntamiento, en sus comunicados oficiales. (Fuente: Google Maps)
En el plano callejero oficial ni siquiera figuraba ninguna "Calle de Boixareu Rivera", sino la plaza.
En el plano callejero oficial nunca ha figurado ninguna «Calle del Capital Boixareu Rivera», sino la plaza, considerando como tal lo que rodea al parque de la Concordia. Tampoco figura tal calle en el nomenclátor, según ha podido confirmar LA CRÓNICA.

Según ha podido confirmar este diario en fuentes municipales, la pretensión del Ayuntamiento es que La Carrera pase a ser llamada oficialmente así, dejando los otros tres lados del perímetro de la Concordia para una de las nuevas inquilinas del callejero local, María Pacheco. 

La Carrera, enraizada en la historia

La Carrera es como los guadalajareños han conocido, desde tiempo inmemorial, al tramo comprendido entre el torreón que existía en uno de los laterales de lo que hoy es plaza de Santo Domingo y el de Bejanque.

Lo de llamarse «la carrera» era la consecuencia lógica de ser lo que quedaba justo al exterior de ese largo lienzo de muralla. Carrera fue también como escenario de justas medievales e incluso carrera sigue siendo, en su sentido puramente procesional, al contener el tramo de mayor concentración de personas cuando desfilan las cofradías de Semana Santa o la imagen de la Patrona de la ciudad.

Lo concreto es que, si se confirman las reiteradas explicaciones dadas a este diario, desde el martes pasará a ser calle de La Carrera lo que siempre se ha conocido como tal y no ninguna de calle de Boixareu Rivera, que no existe; la Plaza del Capitán Boixareu Rivera pasa a ser calle de María Pacheco; la calle Hermanos Ros Emperador pasa a ser la calle Aldonza de Mendoza; la Travesía Hermanos Ros Emperador se nombra como calle Gabriela Mistral; la calle de Fernando Palanca será la calle de Margarita Salas y la del General Moscardó Guzmán, calle de Brianda de Mendoza y Luna.

Bloque de viviendas del 38 de la calle General Moscardó Guzmán, afectado por un incendio el 13 de septiembre de 2020.
Bloque de viviendas de la calle General Moscardó Guzmán, en Guadalajara, una de las que cambiará de nombre por su connotación franquista.

Una encuesta respondida por 147 vecinos

Estas nuevas denominaciones, que han sido elegidas en su mayoría en una encuesta que ha recibido 147 votos válidos de personas empadronadas, tendrán vigencia a partir del próximo 10 de agosto tras la firma del alcalde.

El Ayuntamiento de Guadalajara ha puntualizado que comunicará de oficio este cambio a todas las instituciones y organismos públicos, así como a las empresas privadas de servicios y a Correos. En muchos casos el cambio será automático, «sin que los vecinos y vecinas deban realizar trámites», aseguran desde el Ayuntamiento. Se supone que todos los vecinos afectados recibirán en sus viviendas el correspondiente resguardo con el cambio en el padrón municipal, con su nueva dirección.

Ayudas para los vecinos

De hecho, desde el Consistorio se subraya que «toda esta información ya ha sido remitida por carta a todas las viviendas, así como a los distintos negocios locales instalados en estas calles, o a personas autónomas con actividad profesional vinculada a esa dirección». Para estos casos el Ayuntamiento pone en marcha una línea extraordinaria con ayudas de hasta 600 euros, con los que se podrán compensar gastos relacionados con cambios en rótulos, vehículos, tarjetas de visita o páginas web.

La Junta de Gobierno Local aprobará la convocatoria de esas ayudas el próximo martes, para que puedan solicitarse a partir de lunes, 16 de agosto.

Más información: