1.4 C
Guadalajara
3 marzo 2024
InicioLocalMenores descontrolados terminan en el Hospital de Guadalajara tras un botellón en...

Menores descontrolados terminan en el Hospital de Guadalajara tras un botellón en la Fuente de la Niña

Los acontecimientos llevaron a decidir el desalojo completo del Parque de la Fuente de la Niña y a su cierre total por las consecuencias del botellón sobre los menores.

-

Fue algo que sorprendió incluso a los profesionales que se encontraban de guardia en las Urgencias del Hospital de Guadalajara en la noche del sábado, 16 de diciembre. Como ha podido confirmar LA CRÓNICA, un número inusual de menores fueron trasladados hasta allí, como consecuencia de lo ingerido en un botellón montado de manera improvisada en la Fuente de la Niña, tras serles vetado el paso al vermú solidario organizado durante toda la jornada en ese punto de la capital. Así lo han confirmado fuentes de toda solvencia del Ayuntamiento de Guadalajara.

Según los datos recabados, se puede dar por cierto que ese grupo de menores intentó acceder al citado evento, que se desarrolló en el aparcamiento cercano al estadio de atletismo y que contaba, como atractivo, con música en directo y otras actividades.

Como alternativa, se trasladaron para montar un botellón en el propio parque de la Fuente de la Niña. Su presencia era tan notoria que llamó la atención de la Policía Local presente en la zona.

Los acontecimientos llevaron a decidir el desalojo completo de esta zona verde y a su cierre total. De paso, las propias patrullas dieron aviso al SESCAM para que fueran atendidos dos menores, que terminaron siendo trasladados al Hospital al tiempo que se avisaba a sus padres.

No fueron los únicos casos de intoxicación manifiesta. Las fuentes consultadas confirman que «posteriormente, los agentes observaron a otros en iguales circunstancias», que en este caso fueron trasladados por los servicios médicos del evento al Hospital, avisando igualmente a sus familias. En el Hospital de Guadalajara se ha confirmado la atención a cuatro menores a partir de las ocho de la tarde.

El botellón y todo lo que le rodeó sorprendió dado que, según se insiste desde el Ayuntamiento, «el evento organizado transcurrió con total normalidad, controlado por su servicio de orden así como por la Policía Local en el exterior, impidiendo la entrada a menores en un momento masivo de afluencia al mismo».

El primer aviso llegado a esta Redacción fue la noche del sábado, por parte de unos sanitarios que no daban crédito a lo que veían.


Más información: