El parador de Molina de Aragón, todavía en obras el 27 de septiembre de 2020.
El parador de Molina de Aragón, todavía en obras el 27 de septiembre de 2020.

La Diputación de Guadalajara va a ser quien asuma y pague la construcción de los accesos en choche al Parador de Turismo de Molina de Aragón. También hará lo mismo con el aparcamiento para visitantes del Parque Natural del Río Dulce en Pelegrina.

La Junta de Gobierno de la institución provincial ha aprobado los proyectos técnicos para ambas actuaciones, que en total suman inversiones por importe de casi un millón de euros: 858.262,37 euros en el caso de los accesos al Parador de Molina de Aragón y 136.466,06 euros para el acceso al aparcamiento de Pelegrina. Lo dedicado al parador es mucho más que lo que tiene previsto gastar la Diputación en 2022 en asfaltar calles de pueblos de la provincia.

El Servicio de Infraestructuras de la Diputación propone un plazo de ejecución de seis meses para cada una de estas inversiones.

José Luis Vega justifica el gasto

El presidente de la Diputación, José Luis Vega, ha señalado que «son dos inversiones con las que la Diputación complementa las actuaciones de los Gobiernos de Castilla-La Mancha y de España en estos dos enclaves turísticos de nuestra provincia».

«Una vez que está aprobado el proyecto técnico y, si se cumplen los plazos previstos, los accesos al Parador de Molina estarán plenamente operativos cuando finalice su construcción por parte del Gobierno de España, prevista para principios de 2023», aventura Vega.

En cuanto al aparcamiento para visitantes del Parque Natural del Río Dulce en la pedanía seguntina de Pelegrina, el presidente de la Diputación resalta que «el Gobierno regional ha realizado el acondicionamiento y delimitación de sus 110 plazas de estacionamiento y, ahora; la Diputación va a ejecutar la inversión para dotarle de los accesos adecuados».

Más información: