El Festival Gigante, que en los últimos años y desde su nacimiento se ha venido celebrando en la ciudad de Guadalajara en las vísperas de sus Ferias de septiembre, ha confirmado a través de las redes sociales su decisión de abandonar la capital alcarreña.

Según este mensaje, la empresa promotora del festival lamenta "la dejadez institucional" que "ha generado una enorme inseguridad e incertidumbre" para este proyecto.
"Esto ha tenido graves consecuencias, entre otras, el no poder confirmarnos el recinto en esta última edición hasta el mes de julio", algo que "provocó el lógico enfado" de los espectadores, "además de grandes dificultades de contratación artística y de producción".

Todo ello, "sumado a la actual situación de incertidumbre sobre un espacio que pueda reunir las características necesarias para la realización de grandes eventos, obliga a valorar otras opciones que aseguran la estabilidad y seguridad futura del festival".

"Ha sido una decisión difícil, pero estamos seguros de que la nueva ubicación os encantará y hará crecer más todavía al Gigante", finaliza la carta. Se da por hecho que, a día de hoy, la próxima edición del Festival Gigante recalará en Alcalá de Henares, aunque no hay confirmación sobre este punto.

El festival se venía celebrando en las instalaciones deportivas de la Fuente de la Niña, aprovechando para ello el escenario de las actuaciones de Ferias. Los organizadores del festival no abonaban cantidad alguna por ese concepto ni tampoco por la ocupación del estadio de atletismo, recinto que en el último año había sido reformado para la práctica deportiva con una inversión cercana a los 200.000 euros.