Furgoneta, por una carretera.

La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia este lunes, 26 de octubre, una campaña especial de vigilancia y control de furgonetas que se mantendrá hasta el próximo sábado. En estos días, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico llevarán a cabo inspecciones sobre los vehículos, para revisar documentación, condiciones técnicas y de seguridad, etc. También se someterá a control a los propios conductores, tanto en lo referido al permiso de conducción y al consumo de alcohol.

En Guadalajara, el parque activo de furgonetas ronda los 17.500 vehículos, un número que ha ido en aumento y representa casi el 9% del parque móvil total de la provincia, que se acerca a los 200.000 vehículos. Durante el año pasado, estuvieron implicadas en 187 accidentes ocurridos en la provincia, con resultado de un fallecido, tres heridos graves y 39 leves. En una campaña similar desarrollada en octubre pasado durante cuatro días, fueron controladas un total de 162 furgonetas, de las que tan solo tres resultaron sancionadas.

No son un turismo, aunque se conduzcan con el mismo permiso

Aunque el permiso de conducción es el mismo que para los turismos, el comportamiento dinámico de las furgonetas es diferente, sobre todo si van cargadas. De hecho, en este tipo de vehículos es más alta la incidencia de salidas de vía y vuelcos que pueden explicarse por exceso de carga o mala sujeción de esta.

La iglesia del Carmen, de Guadalajara, reflejada sobre una furgoneta el 22 de julio de 2020. (Foto: La Crónic@)
La iglesia del Carmen, de Guadalajara, reflejada sobre una furgoneta el 22 de julio de 2020. (Foto: La Crónic@)

Factores de riesgo y recomendaciones

Las furgonetas son vehículos que por su tamaño y dimensiones, no se conducen igual que un turismo, y existen aspectos en los que prestar especial atención.

1. Límites de velocidad
En la conducción de furgonetas es fundamental mantener una velocidad adecuada. La incorporación a una curva de una velocidad inadecuada puede provocar salidas de vía o vuelcos del vehículo, debido a que su mayor maya y su centro de gravedad más alto, hace que el vehículo tienda ir en línea recta.
Las furgonetas tienen límites de velocidad diferentes a los turismos. Estos pueden variar según el tipo de vehículo y la vía por la que se circule.

2. Distancia de frenado
La mayor masa de este tipo de vehículo hace que sea necesario mantener una mayor distancia de seguridad. Se recomienda mantener una velocidad constante, y adaptarla a la carga. Si el vehículo está cargado la inercia en las curvas será mayor y la distancia de frenado aumentará, por lo que se debe aumentar la distancia de frenado.

Además del peso, la correcta sujeción de la carga es vital en caso de accidente, tanto para la persona que ocasiona el accidente como para los ocupantes del otro vehículo implicado. Cualquier desplazamiento de la carga incide sobre la estabilidad del vehículo por desplazamiento del centro de gravedad.

3. Visibilidad
Las grandes dimensiones de este tipo de vehículos hacen que el campo de visión se reduzca notablemente especialmente en lo que respecta en la visión trasera y ángulos muertos. Para ejecutar la marcha atrás primero debe ser advertida y luego ejecutarla con la mayor seguridad. Se debe tener especial cuidado en lugares próximos a pasos de peatones.

Del mismo modo se debe tener cuidado en maniobras de calles estrechas o al cambiar de carril durante la conducción, comprobando que no hay ninguna moto o vehículo detrás.

4. Altura del vehículo
La altura del vehículo es un dato muy a tener en cuenta por parte del conductor de una furgoneta, ya que el centro de gravedad es más alto y por lo tanto son más inestables y más sensibles a los vientos laterales. Además de estar muy pendiente de la información que pueda encontrarse sobre las mismas en pasos subterráneos, puentes, garajes, barreras…

5. Luces
Con el vehículo cargado, la luz de los faros tendrá otra altura que puede provocar deslumbramiento a otros vehículos, por lo que se recomienda reglar de nuevo su altura.

6. Colocación de la carga.
Cada vehículo tiene una masa máxima autorizada que no se puede sobrepasar. El reparto de la carga dentro del vehículo es muy importante para que la el vehículo responda correctamente ante frenadas y trazado de curvas. En caso de frenazo brusco, la carga se desplazará hacia la parte delantera acumulando una mayor energía cinética.

Se recomienda la distribución uniforme de la carga, siguiendo las recomendaciones de la DGT al respecto, colocando los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma y preferiblemente sobre los dos ejes, sujetándola para evitar desplazamientos.

Más información: