La gran ventaja de la vacuna de Janssen es que se aplica con una sola dosis.
La gran ventaja de la vacuna de Janssen es que se aplica con una sola dosis. Pero también puede estar produciendo trombos.

La Comisión de Salud Pública, en la que participan miembros del Ministerio de Sanidad y representantes de las comunidades autónomas, va a analizar este martes si autorizar la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Janssen a menores de 60 años, así como la conveniencia de vacunar a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, según se establece en el borrador que va a ser analizado esta tarde.

La vacuna de Janssen se comenzó a utilizar en el grupo de 70 a 79 años de edad y, posteriormente, para completar la vacunación en mayores de 60 años. No obstante, en el documento se señala que después de las personas de 60 y más años se continuará utilizando esta vacuna en las personas mayores de 50 años, así como en los mayores de 18 años que pertenezcan a un colectivo vulnerable, sean pacientes difíciles de vacunar o de captar para la vacunación y cooperantes que se desplacen en misión a países de alto riesgo, o personas que por su actividad no vayan a estar en España cuando les toque recibir la segunda dosis.

“Puesto que esta vacuna solo requiere una dosis tiene importantes ventajas para su utilización desde el punto de vista de factibilidad y eficiencia de los recursos sanitarios en ciertos colectivos difíciles de captar y vacunar, bien por tratarse de aquellos que no acuden al sistema sanitario (personas sin hogar), por la necesidad de necesitar el desplazamiento de personal a los domicilios particulares, o bien por tratarse de colectivos que difícilmente pueden acudir en el tiempo establecido para completar su pauta (ciertas actividades laborales, como trabajadores del mar)”, señala el borrador.

Vacunar a las embarazadas

Al mismo tiempo, y tras analizar que no se ha detectado un mayor riesgo de COVID-19 grave por estar embarazada, más allá de las condiciones de riesgo que presente la mujer, en el documento que se va analizar esta tarde en la Comisión de Salud Pública se propone vacunar a las embarazadas o en periodo de lactancia con vacunas de ARNm cuando les corresponda según el grupo de priorización al que pertenezcan.

Pfizer para adolescentes

Por otra parte, Sanidad propone que si la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) da el visto bueno, se empiece a administrar la vacuna desarrollada por Pfizer a los adolescentes de entre 12 y 15 años con condiciones de “muy alto riesgo”, en situación de “gran dependencia” y aquellos que estén en centros especializados de discapacidad intelectual, tutelados o de educación especial. “El resto de adolescentes no se priorizarán de momento”, enfatiza el texto.

Más información: