El vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro.
El vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro.

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha señalado este martes que el Gobierno regional espera del Ejecutivo central que aborde la nueva financiación autonómica a lo largo del presente año en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), puesto que “no aguanta mucho más”.

En este punto, ha avanzado que Castilla-La Mancha mantendrá próximamente un encuentro con otras comunidades autónomas con las que “compartimos planteamientos” en esta materia, entre las que ha citado Asturias, Aragón, Castilla y León o Galicia, región esta última donde previsiblemente tendrá lugar dicha reunión entre presidentes autonómicos.

Martínez Guijarro ha insistido en que la postura de Castilla-La Mancha en cuanto a la financiación autonómica es “clara”, demandando que se garantice la financiación del “coste efectivo” de la prestación de los grandes servicios públicos para que cualquier ciudadano, viva donde viva, pueda acceder a dichos servicios “en condiciones de igualdad”.

Una garantía de financiación que, ha subrayado, es “clave” para avanzar en la resolución del problema de la despoblación” que afecta a muchos territorios del país, entre los que se encuentra nuestra Comunidad Autónoma.

El vicepresidente del Gobierno regional ha hecho estas declaraciones tras participar, junto al secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Boya, en la apertura del Seminario de Cooperación para la Vertebración Territorial y Lucha contra la Despoblación y Desafíos Demográficos organizado este mismo martes en Toledo por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Fondos europeos

Durante su intervención, Martínez Guijarro también ha señalado la importancia de aprovechar los fondos europeos ‘Next Generation’ como una “oportunidad” para “intentar resolver los problemas estructurales que afectan a los territorios que sufrimos el problema de la despoblación” como son el acceso de las nuevas tecnologías, y el despliegue de la fibra óptica o el 5G.

“Hay que aprovechar estos fondos para salvar, de una vez por todas, la brecha digital que existe entre el medio rural y el medio urbano”, ha aseverado, al tiempo que ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado en los últimos años más de 40 millones de euros a la extensión de fibra óptica y servicios de telefonía en estos territorios.

Más información: