Ambulancia en una calle de Guadalajara, en enero de 2022.
Ambulancia en una calle de Guadalajara, en enero de 2022.

Guadalajara sigue mostrando en toda su crudeza la expansión desaforada de la variante ómicron del COVID. Mientras los sanitarios redoblan sus quejas por la saturación de la Atención Primaria, los datos más objetivos vienen a ratificar lo excepcional de la situación.

De acuerdo con la última estadística del Instituto de Salud Carlos III, la provincia de Guadalajara está en una incidencia acumulada de 3.379 casos por 100.000 habitantes a 14 días. La mejor forma de tomar referencia es la comparación con Madrid: la comunidad vecina está, en este mismo período de referencia, en 2.378.

Ni siquiera sirve de consuelo la Incidencia Acumulada (IA) a una semana, buscando una variación de la tendencia hacia mejor. La IA  a 7 días da 1.768 casos para Guadalajara y 1.019 para Madrid. El «pico» no se ha alcanzado ni se intuye cuándo se franqueará.

Dentro de Castilla-La Mancha es de preocupar el cambio a peor sufrido en Cuenca, tanto por la incidencia bruta (3.216) como por la tendencia que registra, peor incluso que la de Guadalajara. Le siguen Albacete (2.947), Ciudad Real (2.871) y Toledo (2.708).

En las últimas 24 horas, Guadalajara ha registrado dos nuevos fallecidos por COVID, mientras que sigue subiendo todavía el número de pacientes atendidos en planta en el Hospital, como se puede comprobar en el siguiente enlace.

Más información: