Parte del material incautado a la banda desmantelada por la Guardia Civil de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Parte del material incautado a la banda desmantelada por la Guardia Civil de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

La Guardia Civil de Guadalajara es la responsable de una amplia investigación, que se ha extendido por otras partes de España, hasta dar por desmantelada un banda de delincuentes informáticos especialmente activos. Casi todos los miembros de esta organización son moldavos y todos sus integrantes se encontraban en España de manera irregular. 

Se les atribuyen casi 300 delitos, sobre todo de estafa, captando incautos a través de correos electrónicos y suplantando web reales para supuestas ventas de todo tipo de material.

El que primero denunció fue el alcalde de El Pobo de Dueñas, en el Señorío de Molina, que comprobó cómo no llegaban las mascarillas que había encargado a un portal aparentemente fiable. Ha sido el único caso en la provincia, pero por toda España son innumerables las víctimas de las estafas, con muy diferentes productos. Tanto es así, que la investigación sigue abierta.

 

La Guardia Civil la ha llamado Operación “Hontecilla”. Con ella, exactamente, da por aclarados 265 delitos de estafa, amenazas, extorsiones, falsedad documental, usurpación del estado civil y blanqueo de capitales. Han sido detenidas 6 personas, nacidos en Moldavia y que se encontraban en situación irregular en España. También se han realizado tres registros en las localidades de Salou y Reus (Tarragona) y en San Adriián del Besós (Barcelona). A estos integrantes se les han incautado gran cantidad de documentos de todo tipo, falsificados, además de 100 tarjetas SIM, una veintena de teléfonos móviles de última generación, dispositivos de almacenamiento de datos, una cartera de gestión de criptomonedas, tarjetas de crédito falsas (la mayoría de ellas de las denominadas black, esto es sin límite de gasto o con un límite muy elevado), instrumentos para la elaboración de documentación falsa, 19.000 euros en efectivo y un vehículo de alta gama.

La operación ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción de Molina de Aragón, y desarrollada por agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara, la misma continúa abierta y no se descarta la imputación de más delitos y detenidos en función del estudio de la documentación intervenida.

Ayuntamiento de El Pobo de dueñas, de donde salió la primera denuncia.
Ayuntamiento de El Pobo de Dueñas, de donde salió la primera denuncia.

La primera denuncia, en El Pobo

El pasado mes de abril, la Guardia Civil inició las investigaciones tras la denuncia presentada por el alcalde de El Pobo de Dueñas. Tras realizar una compra a través de una página web de 600 mascarillas FPP 1, por un importe de cerca de 800 euros, la alarma se desató al ver que no las recibía. Nunca ocurrió y de ahí la denuncia.

Los agentes centraron sus pesquisas en el estudio de la página web y el teléfono móvil de contacto utilizado por los estafadores. Con el rastreo de la cuenta corriente facilitada por los autores del hechos, se llegó a la conclusión de que formaba parte de un entramado de cuentas corrientes abiertas en distintas entidades bancarias de distintas partes del territorio nacional.

La organización aprovechaba el estado de necesidad de la población de obtener mascarillas y otros productos sanitarios por la crisis sanitaria del COVID-19 para estafar a particulares, ayuntamientos, asociaciones, empresas, farmacias y ortopedias.

Parte del dinero se les localizó en efectivo, pero la mayor parte era blanqueado en el extranjero.
Parte del dinero se les localizó en efectivo, pero la mayor parte era blanqueado en el extranjero.

Esclarecidos 265 delitos

Con la desarticulación de esta banda, la Guardia Civil da por esclarecidos 265 delitos

• 81 delitos de estafa relacionados con compra de material sanitariomascarillas cometidos en las provincias de Murcia, Guadalajara, Valencia, Huesca, Cádiz, Alicante, Madrid, Sevilla, Toledo, Vizcaya, Barcelona, Jaén, Zaragoza y Huelva.

• 41 delitos de estafa relacionados compra de de terminales móviles en las provincias de Cáceres y Alicante.

• 13 delitos de estafa relacionados con la compra de patinetes eléctricos cometidos en las provincias de Huelva y de Alicante.

• 4 estafas por phishing en las provincias de Salamanca, Castellón y en las Comunidades Autónomas de Madrid y de Asturias.

• 25 estafas relacionadas con la venta de relojes en las provincias de Toledo, Zaragoza, Valencia y Pontevedra.

•17 delitos de amenazas y extorsiones en las provincias de Albacete, Vizcaya y Valladolid. – También se les imputa un delito de blanqueo de capitales

• 34 delitos de usurpación de estado civil.

• Más de 50 delitos de falsedad documental.

Los investigadores estiman que la cantidad estafada por esta organización criminal podría ascender a unos 100.000 euros. El importe real es difícil de confirmar, puesto que derivaban parte del dinero obtenido a otras cuentas abiertas en el extranjero (Alemania, Lituania, Holanda y Bélgica) con la finalidad de “blanquearlo”. Así operaban desde el año 2019. Tenían su base de operaciones en las provincias de Tarragona y Barcelona.

Más información: