El Ayuntamiento de Guadalajara, en octubre de 2022. (Foto: La Crónic@)
El Ayuntamiento de Guadalajara, en octubre de 2022. (Foto: La Cró[email protected])

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha anunciado casi al inicio del Debate del Estado de la Ciudad la congelación de impuestos y tasas para 2023, como las correspondientes revisiones de precios en los contratos para la prestación de servicios como la limpieza o el autobús urbano. De igual modo, ha ratificado la continuidad de «la apuesta del Ayuntamiento por el gasto social a disposición de los colectivos más castigados».

Un anuncio que ha realizado en los primeros minutos de su intervención, en la que ha reiterado la intención de su equipo de Gobierno de mantener ese «gasto social, pese a los tiempos convulsos que se viven en la actualidad» por la guerra, alegando que las arcas del Ayuntamiento pueden afrontarlo.

«No vamos a modificar las ordenas fiscales para 2023 y vamos a asumir ese agujero con el compromiso de mantener el gasto en la ciudad y cuidar a los más vulnerables», algo que –ha abundado– será posible porque cuentan con una hacienda pública «fuerte».

Dos años previos con «rebajas moderadas»

Rojo ha recordado que esta congelación se produce «después de dos años de rebajas moderadas», especialmente en el IBI, cuyo tipo se ha reducido del 0,48 al 0,46, ha informado en nota de prensa el Consistorio.

De esta manera, las ordenanzas fiscales no serán modificadas y seguirán en vigor también las «importantes» bonificaciones de entre el 50% y 95% en impuestos como el IBI, IAE, ICIO o el Impuesto de Vehículos, vinculadas a familias numerosas, a la generación de empleo, la adopción de medidas de eficiencia energética y respeto al medio ambiente o a la apertura de negocios en el casco histórico de la ciudad.

Según Rojo, el Ayuntamiento adopta esta decisión en un «difícil» contexto económico marcado por las «consecuencias de la guerra con una elevadísima inflación», que a las arcas municipales también les están generando un «gasto no previsto» de 4 millones de euros por el elevado precio de la energía.

En su intervención, el alcalde también ha destacado «el despegue empresarial de Guadalajara» con la llegada de nuevas empresas y por tanto de nuevos ingresos. «A pesar de las bonificaciones, la previsión es que ingresemos un millón de euros más por ICIO», ha asegurado.


Más información: