La tasa de incidencia de gripe se sigue incrementando en España, afectando ya a 203,1 personas por cada 100.000 habitantes, según el último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III, relativo a la semana del 13 al 19 de enero.

A nivel nacional, el nivel de intensidad de actividad gripal es bajo, si bien el nivel de difusión es extenso y la evolución es creciente. Por ahora, la gripe está afectando a todos los grupos de edad, si bien su incidencia es menor entre los mayores de 64 años.

La directora general de Cuidados y Calidad del Sescam, Begoña Fernández, aseguraba este lunes que, aunque Castilla-La Mancha ha superado el umbral epidémico de la gripe en la segunda semana de enero, la incidencia sigue estando por debajo de la tasa nacional.

A preguntas de los medios, Fernández explicó que en la pasada semana la incidencia del virus en la región fue del 76,1 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la tasa nacional que estaba en el 105,9. "Incluso tenemos provincias que no han alcanzado este umbral epidémico, como Albacete, Cuenca y Guadalajara. De momento estamos en cifras parecidas a las de la misma semana del año anterior", ha tranquilizado la responsable de Cuidados y Calidad del Sescam.

Por comunidades autónomas, Asturias, Navarra y La Rioja registran un nivel de intensidad alto, siendo medio en Cantabria, Castilla León, País Vasco, Ceuta y Melilla, y bajo en las demás redes, habiendo alcanzado todas su umbral establecido para esta temporada. 

Desde el inicio de la temporada 2019-20 se han notificado tres brotes de gripe en dos comunidades, notificándose en todos ellos el virus de la gripe A no subtipado. Dos de ellos se produjeron en centros sanitarios (58 años de media) y uno en un geriátrico (88 años).

EL 79% DE LOS HOSPITALIZADOS POR GRIPE TENÍAN FACTORES DE RIESGO
Desde el inicio de la temporada, se han notificado casos hospitalizados con gripe en 16 comunidades autónomas, situándose la tasa en 9,3 casos por cada 100.000 habitantes.

La mayor proporción de casos se registra en los grupo de 64 años (38%), seguida del grupo de 15 a 64 años (36%).
Ahora bien, todos ellos, el 79 por ciento presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe. Concretamente, en los adultos los factores de riesgo más prevalentes son la enfermedad cardiovascular crónica (31%), la diabetes (27%) y enfermedad pulmonar crónica (26%), y en los menores de 15 años la enfermedad cardiovascular crónica (11%), enfermedad pulmonar crónica (10%) y la inmunodeficiencia (4%). El 79 por ciento de los pacientes desarrolló neumonía y el 30 por ciento ingresaron en la UCI.

Desde el inicio de la temporada, la letalidad entre los casos graves hospitalizados confirmados de gripe es del 9 por ciento, concentrándose el 78 por ciento en los mayores de 64 años. Asimismo, el 58 por ciento de las defunciones fue en hombres, y el 98 por ciento fueron por virus tipo A.