Control de la Policía Local de Guadalajara, por el coronavirus.
Control de la Policía Local de Guadalajara, por el coronavirus.

La Policía Local de Guadalajara cerró 2020 con un total de 2.712 denuncias desde que se iniciara el Estado de Alarma por la COVID-19 hasta el 31 de diciembre, según los datos que se acaban de conocer. Más en concreto, del 16 de marzo al 21 de junio se interpusieron 1.125 denuncias y se llegó a detener a 29 personas por incumplir de forma reiterada el confinamiento. Desde julio y durante el resto del año se interpusieron otras 1.587.

Las cifras las ha facilitado el jefe de la Policía Local de Guadalajara, Jorge López, en una comparecencia en la que ha estado acompañado por la concejala de Seguridad, Pilar Sánchez, y el inspector de Policía y responsable de la Unidad de Violencia de Género, Víctor Castellanos.

El jefe de la Policía Local de Guadalajara, Jorge López; la concejal de Seguridad, Pilar Sánchez; y el inspector de Policía y responsable de la Unidad de Violencia de Género, Víctor Castellanos. (Foto: EP)

En la cita ante los periodistas se han cifrado en 386 las denuncias vinculadas con salidas a la vía pública sin causa justificada durante el confinamiento, otras 157 por compras lejos del domicilio o inexistentes y 136 relativas al incumplimiento de plazas de vehículos.

A ellas se sumaron en el primer periodo otras 87 por incumplir las condiciones de salida y otras 25 a menores que debían salir acompañados y no lo hacía; además, otras 61 estuvieron relacionadas con la salida a la calle con animales domésticos lejos del domicilio e incumpliendo las medidas de seguridad, 58 por reunirse en la vía pública sobrepasando las diez personas y sin guardar la distancia y siete por incumplimiento en materia de terrazas, entre otras.

Las denuncias se trasladaron a Sanidad

Tras el periodo más duro de confinamiento, desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre, con la entrada de lo que se llamó la nueva normalidad pero con restricciones por parte de las comunidades autónomas, la Policía Local interpuso otras 1.587 denuncias que han sido remitidas a la Delegación de Sanidad para su tramitación, de las que 1.011 están relacionadas con no hacer uso de la mascarilla y 200 con no respetar el toque de queda, 58 por celebrar fiestas en domicilio.

Los agentes denunciaron también a 144 establecimientos, interpusieron otras 102 denuncias por superar el grupo de diez personas en la vía pública y 22 más por no respetar la restricción de entrada o salida de la región.

Los gusanos de seda como eximente

Especialmente en el momento del confinamiento, a la Policía Local también se le plantearon algunas posibles dudas sobre cómo se debía actuar en determinados casos, entre ellos, quizá el más curiosos fue el de un vecino de la capital al que al requerirle qué hacía en la calle cuando no se podía salir salvo por causa justificada, les dijo que tenía que ir a dar de comer a sus gusanos de seda y le dejaron ir.

En el 2020 la ordenanza que ha registrado más denuncias ha sido la de convivencia, con 509 casos. De ellos, el bloque más numeroso fue por la practica del botellón, con 310 denuncias, un hecho que el jefe de la Policía ha justificado en parte en el incremento de acciones policiales al coincidir con la pandemia y entender que había que poner una “especial incidencia” en su cumplimiento para evitar posibles contagios.

Más información: