Escuela infantil en la provincia de Guadalajara.
Escuela infantil en la provincia de Guadalajara.

Las federaciones de Enseñanza y de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Castilla-La Mancha reclama al Gobierno regional “normas claras, medidas específicas y refuerzo de plantillas” para poder reabrir con garantías a los niños de cero a tres años las escuelas infantiles públicas y privadas de la región.

En nota de prensa, el sindicato indica que en Castilla-La Mancha hay 38 centros de primer ciclo de la Junta de Educación Infantil, en torno a medio centenar de titularidad y gestión municipal y otras 400 privadas, incluyendo entre éstas las municipales con gestión externalizada.

Por las necesidades propias de la atención a niños tan pequeños y por los riesgos sanitarios que entraña, tanto para ellos como para sus familias y para las plantillas de las guarderías, CCOO considera “imprescindible” que el Gobierno regional elabore y emita una normativa específica para regular el funcionamiento de estos centros mientras persista el COVID-19.

“Debe ser el Gobierno autonómico, las consejerías de Educación y Sanidad y la Viceconsejería de Administración Local, las que tomen las riendas para la apertura y tiene que ser la Junta la que marque de forma general cómo hacerlo, con instrucciones claras, concisas y específicas”, subraya Ana Delgado responsable regional de Personal Laboral de CCOO-Enseñanza,

El pasado 24 de junio, la Consejería publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha una Resolución permitiendo la apertura de los centros privados y de las escuelas municipales que imparten el primer ciclo de Educación Infantil, de cero a tres años.

Según el sindicato, el único requisito que se establecía era que “en todo caso deberán respetarse las medidas se seguridad e higiene establecidas por las autoridades competentes y vigentes en el momento de su apertura”.

“No nos parece suficiente ni mucho menos. Entendemos que, antes de que abra ninguna guardería, antes de que lo hagan todas a la vuelta del verano, el Gobierno regional debe haber elaborado y emitido instrucciones generales mucho más claras, concretas y específicas para estos centros”, afirma, para agregar que “no basta con remitir a los directores a la Guía de los Ministerios de Educación y Sanidad, referida en genérico a todos los centros educativos”.

Bajo su punto de vista, “es necesario prever las especificidades que implica la atención a niños y niñas de cero a tres años”, indican por su parte Luis Gutiérrez, responsable regional de Privada de CCOO-Enseñanza, y Santiago Zafrilla, coordinador regional del Sector Local de CCOO-FSC.

Piden normas a la Consejería

En concreto, CCOO reclama normas de funcionamiento que en todo caso deberán contener el protocolo a seguir por las familias, definir cómo proceder ante casos positivos o posibles positivos, y establecer garantías de salud mediante certificado médico, o con la fórmula que determine la Administración”.

Respecto a las plantillas, el sindicato advierte que en las escuelas infantiles de primer ciclo habrá que reforzar tanto el personal de limpieza y servicios domésticos como el personal de apoyo. “La Guía del Ministerio establece un incremento de las medidas de limpieza y desinfección”.

“Si a esto se añaden las necesidades en esta materia de las niñas y los niños de cero a tres años, es más que evidente no ya que las plantillas deban estar al cien por cien, sino que habrá que reforzarlas al menos mientras dure esta situación y los protocolos de limpieza sean tan exigentes”, señala Delgado.

Igualmente, apunta la necesidad de recoger a los niños en la puerta de los centros sin que los familiares accedan al interior; la recomendación de ‘aulas burbuja’ y convivencias estables; el acceso a zonas comunes como los patios, o que el cambio de pañales o de ropa no pueda llevarse a cabo sin incrementar el personal de apoyo”.

Recelos ante el Aula Matinal

“El servicio de Aula Matinal, tal y como hasta ahora se ha ofertado, puede suponer un grave problema para la gestión y en funcionamiento de los centros”, advierte Delgado, que añade que lo mismo ocurrirá con la siesta.

Según indica, uno de los grandes problemas de la mayoría de las EEII es el espacio. En la hora de la siesta será imposible mantener el distanciamiento entre colchonetas que marca el Ministerio. “Sería necesario establecer ‘horarios reducidos’ para familias que cumplan determinados requisitos”.

Finalmente, CCOO-Enseñanza considera imprescindible que la ropa de trabajo del personal incluya los EPIs necesarios; así como garantizar que la limpieza/lavado de todos los elementos se realice con las medidas de prevención y seguridad recomendadas por Sanidad.

Más información: