La Policía Nacional ha detenido a una persona como presunta autora de numerosos grafitis, en diferentes barrios de Ciudad Real, cuyos daños se han valorado en más de 7.000 euros.

Durante los últimos meses se detectaron un elevado número de pintadas en comunidades de vecinos, comercios y edificios oficiales. En total, se estima que han sido afectados más de 150 inmuebles, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Estos actos vandálicos causaron una gran indignación entre los vecinos y propietarios de establecimientos, así como en organismos oficiales como el Ayuntamiento y el Palacio de la Diputación Provincial de Ciudad Real, monumento declarado Bien de Interés Cultural.

La Policía Nacional inició una investigación y estableció un dispositivo que culminó con la identificación y detención 'in fraganti' de un joven de 23 años como presunto autor de los hechos.

La investigación ha sido llevada a cabo por la Brigada Provincial de Información de Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Ciudad Real.