Jesús Ropero, el primer y único fotógrafo municipal de la ciudad de Guadalajara, se ha jubilado este lunes después de cuatro décadas como funcionario del Ayuntamiento de la capital alcarreña.

La trayectoria profesional de Jesús Ropero se reconocerá con una exposición fotográfica en el primer semestre de 2020, en la que se mostrarán diferentes espacios y momentos de la ciudad captados por su objetivo a lo largo de estos 40 años.
 
Ropero ha plasmado en sus fotografías la historia de Guadalajara, trabajando con los equipos de las diversas corporaciones municipales que se han ido sucediendo. Junto a Mari Cruz Crespo y Ana del Campo participó en la creación de la revista municipal Plaza Mayor desde 1981.

Este martes, Ropero ha hecho entrega al alcalde de los discos duros con todo el depósito fotográfico que forma parte del importante fondo documental municipal, que quedará ubicado en el archivo "Javier Barbadillo". En su despedida, Alberto Rojo ha destacado “el mimo con el que Ropero ha cuidado todas las imágenes que pertenecen ya a la historia de Guadalajara” al tiempo que le ha dado las gracias “por cuarenta años de profesionalidad intachable”.