Fernando Parlorio.
Fernando Parlorio.

A las cinco de la mañana, cinco y media, María y Ascensión de Blas levantaban la persiana y recogían los periódicos para que los guadalajareños más madrugadores empezaran el día informados. Sí, les estoy hablando de las ‘hermanas’ de la Librería Alcarreña.

El martes tuve una sensación agridulce al despedirme de Ascensión y María. Por un lado, sentía tristeza y nostalgia, porque la Librería Alcarreña no solo ha sido un punto de encuentro para distintos escritores locales o referentes culturales. Ha nutrido las mochilas de generaciones y generaciones de guadalajareños, hemos acudido a ellas para comprar los libros del colegio, el material escolar, etc.

Pero, por otro lado, pensé… ¡Qué bien! Ojalá en Guadalajara tuviéramos más ‘librerías alcarreñas’ en la ciudad, porque eso significa que el comercio local está más vivo que nunca. Ustedes lo saben: no es fácil que un negocio resista generación tras generación hasta llegar a los 80 años en una ciudad como la nuestra, pero el caso de María y Ascensión han sido un ejemplo para este concejal.

Fernando Parlorio, con Ascensión y María de Blas en el día de la jubilación de las libreras.
Fernando Parlorio, con Ascensión y María de Blas en el día de la jubilación de las libreras.

Yo quiero que las tiendas de barrio de la ciudad estén abiertas años y años, yo quiero que la actividad comercial de Guadalajara recupere su mejor sintonía, quiero poner en marcha iniciativas que devuelvan a las ‘marías y ascensiones’ su dedicación y esfuerzo.

No les voy a engañar, no son tiempos fáciles. La crisis sanitaria ha puesto contra las cuerdas al pequeño comerciante, pero desde el Ayuntamiento de Guadalajara no queremos dejar a nadie atrás y, para ello, hemos contado con todos los agentes implicados en el diseño de una convocatoria de ayudas que contará con 1,8 millones de euros y que supondrá un ingreso de 700 a 1800 euros para aquellos comercios que lo soliciten.

Esta convocatoria, que se enmarca en el acuerdo para la revitalización del tejido empresarial y comercial, ha sido debatida en el seno de la mesa de la recuperación que preside mi compañero Rafael Pérez Borda. Todo esto supone una buena muestra del compromiso que tenemos desde el equipo de Gobierno y, también hay que decirlo, los técnicos del Ayuntamiento, gracias a los cuales tuvimos en un tiempo récord la propuesta para la convocatoria, con todos los autónomos y comerciantes de Guadalajara.

Son pequeños pasos que debemos dar, pero no nos podemos quedar ahí. Antes del COVID19, desde el área de Comercio estábamos manteniendo reuniones con las diferentes federaciones y entidades empresariales para poner en marcha un plan de activación del comercio, y en esta senda, vamos a seguir trabajando; pero nada de esto será posible sin usted. ¡Sí, usted que está leyendo este artículo!

Sois una pieza fundamental para que el comercio local no muera, para que las calles se nos llenen de escaparates en los que pararnos a mirar, y levantar así, la vista del móvil. Sin vosotros de nada servirá el trabajo que hagamos desde la Concejalía de Comercio. Por eso os pido vuestra ayuda: consumid en los bares y restaurantes de Guadalajara, comprad en vuestras tiendas de barrio y recordad que ellos dan alegría a vuestro barrio.

Y ya sólo me queda desearle lo mejor a Ascensión y a María en esta nueva etapa que comienzan. ¡Gracias por vuestro trabajo!

Fernando Parlorio de Andrés es concejal delegado de Turismo, Comercio y Mercado del Ayuntamiento de Guadalajara


Más artículos de Fernando Parlorio: