El economista Gay de Liébana.
El economista Gay de Liébana.

El economista José María Gay de Liébana ha afirmado este lunes que el Gobierno central quiere “aniquilar” a las empresas y tener “subsidiada” a toda España para que se parezca a alguna república sudamericana o la antigua Unión Soviética; al tiempo que ha pedido ya que las instituciones europeas rescaten al país. “Es lo mejor”, ha añadido.

Así se ha pronunciado Gay de Liébana durante su intervención en la conferencia inaugural organizada por la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), con motivo de la celebración de sus 24 galardones empresariales, bajo el nombre ‘La situación económica de España: Lo que se ha hecho y lo que se debe hacer’.

El conocido economista ha indicado que tras la crisis económica ocasionada por el coronavirus “nadie” en el país se ha planteado que las empresas son el motor de la economía y las que van a sacar a España de la recesión económica.

“No se las ha protegido necesariamente y entiendo que quieren que desaparezcan para tener subsidiada a toda España y que esto se parezca a alguna república sudamericana o la antigua URSS”, ha argumentado Gay de Liébana.

En este sentido, se ha preguntado si España está, por el estado de sus finanzas, en condiciones de ayudar a las empresas como en Alemania, para responderse acto seguido que el Estado ha llegado a esta pandemia en una situación “muy vulnerable” porque “todos” los gobiernos han llevado al país “a la ruina”.

“Por parte del Gobierno hay un interés en aniquilar a la economía privada y decapitar a autónomos y pymes para que todo el mundo esté subsidiado”, ha reiterado Gay de Liébana.

“Que nos intervengan ya”

Con todo, ha pedido “ya” que intervengan y rescaten al país porque, bajo su punto de vista, “es lo mejor” que le podría pasar tal y como se encuentra. “No tenemos a ningún dirigente político que sea capaz de encauzar el rumbo de España, que va a convertirse en el paria de Europa”.

En este sentido, ha lamentado que la comisión para la reconstrucción no haya hecho “nada” y que para obtener los fondos europeos se presentara desde La Moncloa “un Excel” con 35 proyectos mientras que Italia presentó 1.131 proyectos con su memoria técnica, presupuesto o calendario.

“Aquí nadie nos va a salvar, no hay ningún político en España que esté capacitado para salvar al país del barrizal en el que estamos, por eso apelaría a los tecnócratas para que se hagan cargo durante cuatro años porque no les importa el dinero ni el coche oficial”, ha manifestado.

A ello ha unido que no hay capacidad de reacción por parte de la sociedad civil, a la que ha criticado que esté “apagada” y “sedada”. “Tenemos horchata en la sangre”, ha llegado a decir, para concluir que espera el rescate porque “España está al borde del abismo”.