A las ocho y media de la mañana de este 16 de diciembre ya había movimiento en la Plaza Mayor de Guadalajara. Una camioneta acababa de depositar sobre el suelo varios contenedores cargados de botellas, que un grupo de voluntarios trasvasaba a bolsas de plástico.

El Ayuntamiento de Guadalajara, junto a Ecovidrio y con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, se ha propuesto conseguir el récord mundial de reciclado de botellas de vidrio en una hora. Actualmente este récord lo ostenta la Universidad de Hong Kong, con 1.147 kilos recogidos, lo que supone una cantidad de unos 9 kilos de botellas al minuto. Y lo ha conseguido.

Minutos antes de la una de la tarde se confirmaba que la cantidad recogida en la Plaza Mayor se Guadalajara ascendía a 2.485 kilos, más que doblando el anterior récord vigente.

El lugar elegido para este reto ha sido la Plaza Mayor. Allí, la mayoría de las personas que han depositado botellas en los seis contenedores puestos al tal efecto han sido escolares que han acudido con sus centros educativos con la ilusión de participar en esta propuesta de sensibililización de la necesidad de proteger el medio ambiente, pero también han querido colaborar hosteleros, comerciantes y ciudadanos anónimos, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Apoyando esta iniciativa también han estado presentes el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo; el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán; o el gerente de zona de Ecovidrio, Ricardo Sevilla.

El alcalde ha significado, tras la obtención del nuevo récord, que "en Guadalajara se ha contribuido a lanzar ese mensaje de importancia del reciclaje en el planeta y, especialmente, con los más pequeños", ha dicho. A ello, ha agregado que este récord "ha sido un pequeño gesto para combatir el cambio climático, para reducir las emisiones y proteger el medio ambiente".

Por su parte, Fernando Marchán ha destacado que desde el Gobierno regional creen que la "educación ambiental es fundamental, por lo que ver a tantos jóvenes implicados en intentar batir el récord mundial ya ha sido un éxito". Además, ha reiterado el compromiso del actual Ejecutivo de Castilla-La Mancha recordando que esta región "ha sido la primera en aprobar una Ley de Economía Circular que apuesta por la reducción y reutilización de los residuos".

Ricardo Sevilla, de otra parte, ha comentado que "la alta participación en esta iniciativa reafirma el compromiso de los habitantes de Guadalajara con el reciclaje de envases de vidrio, un compromiso que no solo ha contado con la ciudadanía, sino con los hosteleros y las autoridades locales de la provincia. Su apoyo es imprescindible para mejorar las tasas de recogida año tras año".

Por último, tanto el alcalde, como el viceconsejero y representantes de Ecovidrio han dado la enhorabuena y felicitado a todos los participantes por el récord mundial conseguido. Al final del acto se ha servido un chocolate caliente a los participantes.

Los ciudadanos de Guadalajara reciclaron un total de 962.748 kilogramos de envases de vidrio durante el año 2018, lo que supone que cada vecino recicló una media de 11,3 kilogramos de este material.
 
Se trataba de “una iniciativa educativa” y, de hecho, se ha invitado a todos los centros educativos de la ciudad para que los escolares puedan participar.

Se han instalado 6 contenedores de vidrio, cuyo peso en vacío es de 108 kilos. Llenos pesan en torno a los 700 kilogramos y, en suma, todos ellos estarían por encima de los 4.200 kilos si se lograse su llenado, logrando con holgura superar el récord de Hong Kong. No ha sido tanto, pero ha sido mucho lo conseguido.