Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis hombres, de edades comprendidas entre los 26 y los 51 años, por su presunta implicación en una organización criminal, radicada fundamentalmente en Málaga capital y con ramificaciones en Cartagena (Murcia), y dedicada a la comisión de estafas tecnológicas mediante el método ‘Man in the middle’. Empresas de Guadalajara se encuentran entre las afectadas por sus ciber estafas.

Este ‘modus operandi’ consiste en interceptar el correo electrónico de una empresa para conseguir una factura, modificarla y conseguir que el acreedor ingrese su importe en la cuenta de los estafadores.

Los investigadores han podido acreditar la participación de esta trama en, al menos, diez estafas, siete de ellas consumadas, ascendiendo el importe total defraudado a unos 175.000 euros, frustrando otros tres ataques, ha indicado la Policía Nacional en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron con motivo de la denuncia de una conocida empresa de Cartagena que había sido víctima de una estafa cibernética, en la modalidad conocida como ‘Man in the middle’ o ataque de intermediario.

Se trata de un ciberataque, en el que los criminales interceptan una conversación –normalmente a través de correo electrónico– entre dos empresas que mantienen relaciones comerciales, de prestación de servicios o cualquier otra que implique una obligación de pago de una frente a otra.

El ‘modus operandi’ de la organización criminal consistía en acceder a un correo electrónico corporativo, utilizando diferentes métodos para ello, como por ejemplo, mediante el envío de correos maliciosos.

Una vez que lograban acceder a las cuentas, creaban reglas de filtrado electrónico en busca de aquellos correos que tuviesen determinadas palabras como «factura», «facturación», «albarán» o similares.

Así, tras hacerse con el control de los correos que eran de su interés, localizaban aquellos que contuvieran una factura pendiente y la modificaban, indicando para su cobro un número de cuenta bancaria que había sido abierta con una identidad ficticia.

Hasta el momento, se ha podido acreditar la participación de miembros de esta organización criminal en, al menos, diez ciberestafas, ascendiendo la cuantía total defraudada a unos 175.000 euros.

Sus víctimas son empresas repartidas por todo el territorio nacional: Cartagena, Málaga, Cáceres, Guadalajara, Alaquas (Valencia), Xirivella (Valencia), Salt (Girona), Lalín (Pontevedra), Ponferrada (León), Palma de Mallorca y Jerez de la Frontera.

La rápida intervención de los agentes logró frustrar tres ataques dirigidos a otras tantas empresas por un importe de unos 110.000 euros.

La operación culminó con la detención de seis hombres, entre ellos, los principales responsables, cinco en Málaga y uno en Cartagena, a los que se les atribuyen los delitos de estafa, falsificación documental, blanqueo de capitales y organización criminal.

En los registros practicados, uno en Cartagena y dos en la ciudad de Málaga, se intervinieron, entre otros efectos, diverso material informático, once teléfonos móviles y documentos falsos. Tras ser puestos a disposición de la autoridad judicial competente, se decretó el ingreso en prisión para dos de los investigados.


Más información: