Oficinas del INSS en Guadalajara, que seguirán cerradas al público todavía. (Foto: La Crónic@)

La provincia de Guadalajara mantenía a 31 de mayo a 12.815 trabajadores afectados por ERTE. Todas estas personas no figuran en las estadísticas del paro oficiales. De ese total, 9.350 figuran en ERTEs planteados “por causa mayor”.

Si se analiza en el conjunto de España el efecto de la pandemia del coronavirus desde mediados de marzo, cuando se declaró el estado de alarma y hasta finales de mayo, el balance es claramente negativo: en este periodo se han perdido 760.082 afiliados a la Seguridad Social.

La Seguridad Social cerró el mes de mayo con un aumento de 187.814 afiliados (+1%), su mayor alza en un mes de mayo desde 2015, lo que situó el número total de ocupados en 18.584.176.

Este es el dato con el cerró el sistema a último día de mes y el que mejor refleja el impacto de la pandemia del coronavirus en la afiliación. Este avance contrasta con las caídas que se registraron en marzo y abril, cuando la ocupación cayó en 834.000 y 49.074 personas, respectivamente.

En términos de afiliación media (que es la que se venía publicando antes de la crisis sanitaria), la Seguridad Social registró un aumento de 97.462 ocupados respecto a abril (+0,5%), el primer incremento desde el impacto de la pandemia, hasta situar la afiliación media en 18.556.129 cotizantes. En términos desestacionalizados, en mayo se perdieron 71.000 ocupados.

Del total de afiliados a cierre de mayo, 2.998.970 estaban protegidos por una situación de suspensión total o parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). De ellos, 2.616.553 se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor.

Desde finales de abril, 457.909 personas han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor, mientras que 70.094 se han visto incluidas en un ERTE pero no por fuerza mayor.

A finales de mayo, los sectores donde hay más afiliados en un ERTE por fuerza mayor son Servicios de comidas y bebidas, Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas y Servicios de alojamiento.

Por último, las comunidades donde hay más ocupados en esta situación son Cataluña, Madrid y Andalucía.

Datos en Castilla-La Mancha

El Ministerio ha informado este martes de que Castilla-La Mancha registra un total de 81.283 trabajadores en situación de ERTE a fecha 31 de mayo, de los que 73.962 son por fuerza mayor –que gozan de una serie de beneficios para las compañías y los trabajadores–.

La Seguridad Social cerró el mes de mayo en Castilla-La Mancha con un aumento de la afiliación del 1,50% con respecto al año anterior, lo que supone 10.119 cotizantes más, hasta registrar 684.346 afiliados, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este martes. Respecto al mismo mes del año anterior, el número de afiliados a la Seguridad Social en la Comunidad Autónoma bajó un 2,82% y perdió 19.839.

La provincia de la región con más trabajadores afectados por ERTEs es Toledo, con 28.330 –25.755 por fuerza mayor–; seguida de Albacete, con 17.363 –15.924 por fuerza mayor– y Ciudad Real, que presenta 16.880 empleados afectados por ERTE –15.912– por fuerza mayor.