Proyecto ATILA de emisión de luz ultravioleta, experimentado por el Ejército español en sus instalaciones de Guadalajara.

El Ejército de Tierra probará este jueves por primera vez en una instalación civil su proyecto piloto para la desinfección de superficies a través de la emisión de luces ultravioleta. Será en el Hospital General Universitario de Valencia, donde los militares probarán este pionero proyecto durante los dos próximos días.

Bautizado como proyecto ATILA, las Fuerzas Armadas pusieron en marcha un programa piloto para probar la eficacia de la luz ultravioleta para la desinfección de superficies y contar así con un método más para combatir la propagación del coronavirus.

El viernes de la pasada semana se iniciaron las pruebas de este proyecto piloto sobre la base de un robor Teodor, el mismo que utiliza el Ejército de Tierra para la desactivación de artefactos explosivos.

Sobre él se colocó un emisor de luz ultravioleta y se probó su eficacia en el Parque Central de Mantenimiento de Material de Ingenieros de Guadalajara, como informó días pasados LA CRÓNICA.

Se trata del primer prototipo de los dos previstos y esta semana realizó las primeras pruebas reales en el Centro de Comunicaciones de Naciones Unidas en Manises, en Valencia.

Allí llevó a cabo una prueba de descontaminación con material sensible como radios y otros materiales de telecomunicaciones y, una vez superada, se ha decidido ampliar su uso a otro tipo de instalaciones, como el Hospital General Universitario de València.