Lugar donde fue asesinado el joven William, de apenas 15 años. (Foto: Gustavo Valiente / EP)
Lugar donde fue asesinado el joven William, de apenas 15 años. (Foto: Gustavo Valiente / EP)

Guadalajara es un territorio esencialmente «trinitario», a la vista de lo que sucede desde hace más de una década en la capital de la provincia y en el Corredor del Henares. Uno de sus miembros, un crío de apenas 15 años de edad, ha sido asesinado en la noche del domingo, cosido a balazos en un parque infantil del madrileño barrio de Villaverde. Como era previsible, la Policía ya ha atribuido el crimen a los Dominican Don’t Play (DDP), sus eternos rivales.

Se busca todavía al agresor, un joven que llegó al parque cubierto con una capucha y una sudadera. Disparó en la cabeza sobre William, el menor fallecido, que vivía a pocos metros del lugar de los hechos.

La persona que estaba con William, un joven de 21 años vecino de Fuenlabrada, recibió una bala que le entró por la zona abdominal y salió por la lumbar. Fue atendido por los sanitarios del Samur-Protección Civil y evacuado al Hospital 12 de Octubre de Madrid.

«Espero que en las próximas horas haya resultados de la investigación policial. Todo apunta una venganza. La víctima estaría señalada por alguna cuestión que espero que en breve podamos dilucidar. El chaval estaba marcado y es evidente porque el asesinato es a bocajarro», ha señalado la delegada del Gobierno en Madrid.

La Policía ya ha hablado con cuatro testigos que se encontraban en el parque anoche y que señalan lo mismo sobre los datos de lo ocurrido y la descripción del asesino. Además, están revisando las cámaras de seguridad de la zona y de las estaciones de Metro cercanas por si pudo utilizarlos para huir.

Según datos de la Delegación del Gobierno, en lo que va de año son 5 las personas fallecidas por conflictos entre bandas urbanas violentas. Son los registrados en la capital el 1 de enero en la calle Sáhara; el 6 de febrero en las calles Atocha y Carabelos; el 27 de abril en la calle Alcocer y, si se confirma, también el de anoche. Ni los asesinatos de Alcorcón ni el de Fuenlabrada del primer fin de semana de octubre los incluyen en esta tipología.

Enfrentamientos frecuentes

Hay una investigación conjunta entre Brigada de Información y Homicidios para dar con el criminal. Además, este mismo lunes hay prevista una reunión entre el comisario de Usera-Villaverde y el director de seguridad ciudadana de esos distritos para ver si se puede incrementar presencial policial en determinadas zonas.

Se trata de dos distritos en los que hay presencia de ambas bandas de ascendencia dominicana y donde, por tanto, son más habituales las rencillas y choques entre ambos grupos. Lo que no es tan común es que se haya utilizado un arma de fuego: de las más de 600 armas incautadas en el último año a pandilleros, solo una era de fuego.

Sin muchas soluciones a la vista

«Más refuerzo de policías es prácticamente imposible. Estamos hablando de 500 policías nacionales dedicados a ellos. Estamos hablando de una noche muy fría en la que se produce algo absolutamente incontrolable, que no puede preverse. Es un plan preventivo, con 110.000 identificados y una cifras que nos han permitido evitar muchas tragedias y de hechos como estos se resuelven los casos muy rápidamente», se ha excusado la delegada del Gobierno.


Más información: