Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara. (Foto: La Crónica)
Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara. (Foto: La Crónica)

La Guardia Civil detenía este miércoles a nueve miembros de los Trinitarios en Salou (Tarragona), una operación que ha tenido continuidad en Guadalajara.

Según ha podido confirmar LA CRONICA, en la capital alcarreña también se ha detenido a dos hombres y a un mujer, relacionados los tres con esta conocida y peligrosa banda latina. La detención en Cataluña, de hecho, se aceleró al tener por seguro que los trinitarios detenidos estaban planeando un asesinato.  

Respecto a los dos hombres, este diario ha podido saber que ya se encuentran en  la calle, en libertad con cargos por presunto tráfico de drogas y con las medidas cautelares habituales, como comparecencia semanal y retirada de pasaporte, para evitar su fuga al otro lado del Atlántico, de donde son originarios.

En este caso de Guadalajara, la actividad que desarrollaban era también peligrosa para terceros, en el más amplio sentido de la expresión. Concretamente, se les atribuye a estos trinitarios asentados en la provincia haber golpeado y apuñalado en reiteradas ocasiones a otro individuo, al que habrían llegado a meter a la fuerza en el maletero de un coche, en una extraña y violenta acción a medio camino entre el secuestro y lo que en el argot se como un ‘vuelco’ de droga y que no es otra cosa distinta que un robo entre narcotraficantes, según la versión obtenida por este periódico en fuentes de la investigación.

El caso ha trascendido este jueves, cuando desde el Instituto Armado han explicado que los detenidos en Salou «planeaban acabar con la vida de un miembro de otra banda por un ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas», y que el grupo se dedicaba a cometer delitos para financiar sus actividades ilegales, como robos violentos, estafas y usurpaciones de identidad, entre otras.

Casi un año tras ellos

La investigación se inició el verano pasado, cuando el Grupo de Información de la Comandancia de Tarragona detectó un incremento de actividades delictivas protagonizadas por jóvenes, que relacionaron con los Trinitarios y con el tráfico de drogas.

Durante los registros se intervinieron varias armas de fuego, machetes de gran tamaño, diferentes objetos simbólicos relacionados con esta banda latina y dinero en metálico, además de documentación de interés para la investigación.

La participación de la Comandancia de Guadalajara, además de muy activa se ha demostrado relevante en el desarrollo de la operación.

Más información: