Exterior de la residencia
Exterior de la residencia "Los Olmos", en la Avenida de Castilla, quizá la residencia de titularidad pública más conocida de Guadalajara.

El negocio de las residencias de ancianos es, literalmente, un negocio. Las cifras lo confirman incluso en Castilla-La Mancha, que alardea de su red pública. Las residencias de ancianos públicas, insistamos, son minoría en Castilla-La Mancha. Y de lejos.

La consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, Bárbara García, ha detallado este miércoles que la Comunidad Autónoma gestiona un total de 11.538 plazas públicas en residencias de mayores, de un total de casi 27.000 que existen en la región. La gran mayoría, por tanto, siguen siendo de titularidad privada. La consejera guadalajareña sí ha aprovechado para destacar que esas cifras suponen una tasa de cobertura del 6,91%, lo que coloca a la región en segundo lugar nacional por ese concepto.

García Torijano ha hecho estas declaraciones antes de participar participar en una comisión parlamentaria, convocada a petición del Partido Popular para desgranar estos datos, donde ha insistido en que Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad Autónoma con más tasa de cobertura.

Cospedal, como referencia

La responsable de Bienestar Social ha resaltado que en los últimos años se han recuperado cerca de medio millar de las 637 plazas «recortadas» por el Gobierno anterior (en alusión al de Cospedal, que tomó posesión hace ahora una década) dentro del «compromiso de seguir trabajando» para seguir aumentando este número de plazas.

Además, ha señalado que el presupuesto para la atención de mayores en estas residencias desde el Gobierno autonómico se ha incrementado en 22,4 millones de euros anuales contando desde 2015, «un 10,7% más de lo que gastaba el Gobierno del PP».

Más personal

Sólo en 2020 se han realizado 2.300 contrataciones para reforzar personal con motivo de la crisis sanitaria, lo que haría de Castilla-La Mancha «la primera región en creación de empleo» dentro de este sector.

Incluso, ha afirmado, hay un 13,5% más de contratos indefinidos a tiempo completo, lo que redunda en «un mejor empleo y de más calidad para garantizar la estabilidad del sector».

Más información: