Una pareja de motoristas de la Guardia civil, de servicio en la A-2.
Una pareja de motoristas de la Guardia civil, de servicio en la A-2.

Durante este pasado jueves, víspera de las vacaciones de Semana Santa y un día antes de que se activase el cierre perimetral de las comunidades por la pandemia, los desplazamientos de salida de Madrid aumentaron un 15,85 por ciento respecto a un jueves normal.

Las principales salidas de la capital se produjeron a través de la A-1, A-3 y A-6, según confirmaron a la agencia Efe fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), que compara los datos de este 25 de marzo con los del jueves 11 de marzo, ya que el anterior (18 de marzo) fue el día previo al Puente de San José.

A última hora de la tarde del jueves algunas carreteras de salida de Madrid, como la A-2, A-4 y A-5, registraban importantes atascos.

Durante esta Semana Santa atípica, marcada por el cierre perimetral de las comunidades, establecido desde hoy, Viernes de Dolores, hasta el próximo 9 de abril, Tráfico va a intensificar la vigilancia y control de los trayectos de corto recorrido.

Estos días, 64.200 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil van a velar por el cumplimiento de las restricciones, según anunció este miércoles el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.