López Miras, presidente de Murcia, en un acto público.
El presidente de Murcia, durante un acto público.

El presidente del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, ha anunciado que se reunirá el próximo lunes en Almería con su homólogo de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en un encuentro al que también está invitado el jefe de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig.Quiere que se analice para abordar la intención del Gobierno central de “cerrar el trasvase Tajo-Segura” y hacer un “frente común” para evitarlo. LA CRÓNICA informaba esta semana de que desde el Gobierno de España lo que se está garantizando es el mantenimiento del acueducto.

De hecho, López Miras también se ha referido a esas declaraciones del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, quien aseguró este jueves que el Gobierno central no prevé “en ningún caso” suprimir el trasvase Tajo-Segura.

A este respecto, López Miras ha afirmado que “la mayor garantía para que no haya una reducción de trasvases es no tocar el trasvase, ni las reglas de explotación ni los caudales ecológicos”. Ha pedido “que no nos mientan más” porque, en su opinión, “hay una finalidad detrás de todas esas acciones: recortar el Tajo-Segura, que es lo que dijo Pedro Sánchez en Albacete hace tres años”.

“Es una cuestión que nos preocupa mucho y en la que la Región (de Murcia) coincide plenamente con Andalucía” de forma que ambas comunidades “están enfrente de los planes del presidente Pedro Sánchez”, según López Miras, quien ha anunciado que Puig está invitado al encuentro, aunque no sabe si asistirá.

“Queremos liderar ese frente común con la Comunidad Valenciana y con la Junta de Andalucía para hacer frente al Gobierno de la nación en su intención de cerrar el trasvase”, ha afirmado López Miras en una rueda de prensa.

Al ser preguntado por la postura que defiende el presidente valenciano a este respecto, López Miras recuerda que siempre que ha hablado con Puig se ha pronunciado en “defensa del trasvase y, por supuesto, también la defensa de los regantes de Alicante que son, junto a los murcianos y almerienses, los más afectados por el cierre del trasvase”.

Regadíos en el Levante español.
Regadíos en el Levante español.

El trasvase, esencial para Murcia

No obstante, ha advertido que esa defensa “hay que hacerla de forma contundente y de forma frontal” frente a los que quieren “cerrar” el trasvase.

López Miras ha valorado que “estamos en un momento histórico y crucial para la historia de la Región”, de los “más importantes desde hace 42 años”. Y es que, desde que se inauguró el trasvase Tajo-Segura en 1979, ha valorado que esta infraestructura ha supuesto para la Región de Murcia “futuro, desarrollo, prosperidad, puestos de trabajo, empleo y oportunidades”.

“Y la Región, en los últimos 42 años, ha crecido en torno al trasvase”, según López Miras, quien ha destacado que ha sido “una seña de identidad” para la Comunidad pero, sobre todo, “el sustento de gran parte de la Región, de miles de familias”. Se trata, añade, “de una forma de hacer comunidad autónoma, y de una infraestructura que ha hecho que la Región brille con nombre propio en toda Europa y en todo el mundo”.

El trasvase, añade, permite que la Región de Murcia produzca una de cada cuatro frutas y hortalizas de España, que sea líder en exportaciones y que casi el 30% de su empleo y del PIB dependa de esta infraestructura que genera de forma directa más de 100.000 puestos de trabajo y, de manera indirecta, más de 300.000, así como más de 3.000 millones de euros a la economía del país”.

López Miras ha destacado que hubo un momento “crítico” que significó un “punto de inflexión” en 2013, cuando se aprobó el Memorándum del trasvase Tajo-Segura “después de un proceso de diálogo, de negociación y de debate público”. Se llegó, recuerda, a un “consenso entre todos los sectores afectados, entre las 5 comunidades afectadas y el Gobierno de España”.

López Miras cree que el Gobierno busca romper el consenso

“Hoy, el Gobierno de España quiere romper unilateralmente ese consenso”, tal y como ha lamentado López Miras, quien ha considerado que el presidente Pedro Sánchez “va a cumplir por primera vez su palabra y va a ejecutar lo que afirmó hace tres años en Albacete, cuando dijo que el PSOE se disponía a cerrar los trasvases y a cerrar el Tajo-Segura”.

Además, ha insistido en que Sánchez lo quiere hacer “de forma unilateral, por la puerta de atrás, sin ningún tipo de consenso, de diálogo o de debate, basado en criterios políticos y no técnicos como hasta ahora”.

Para lograrlo, ha advertido que el Gobierno central se propone dos vías: “por un lado el cambio de las normas de explotación del trasvase; y, por otro lado, la aprobación del Plan Hidrológico del Tajo, que supone elevar los caudales ecológicos del río”.

Ha advertido que esto va a suponer que la Región pueda disponer del 45% menos del caudal que hasta ahora provenía del trasvase Tajo-Segura, o que la factura del agua “se incremente desde un 30% para los consumidores hasta un 48% para los agricultores y regantes”.

“Porque el cierre del trasvase Tajo-Segura, que está ya puesto en marcha por Pedro Sánchez y por el PSOE, no afecta solo al sector agrícola, que también, sino que afecta a toda la Región y a todos aquellos que consuman agua, incluidos los hogares que tienen que pagar periódicamente la factura del agua, que se puede incrementar hasta un 30%”, ha aclarado.

“Paripé” de los socialistas murcianos

Considera el presidente murciano que el pasado lunes, los representantes del PSOE en la Región de Murcia junto con socialistas de la Comunidad Valenciana, hicieron un “paripé” para manifestar su defensa del Tajo-Segura pero el miércoles “votaban en contra de una declaración institucional presentada por el PP en la Asamblea, precisamente, para mostrar esa defensa”.

“Esta es la doble moral del PSOE”, según López Miras, quien ha anunciado que el PP va a desarrollar una campaña a pie de calle para la recogida de firmas en todos los municipios y pedanías.