Cuartel de la Guardia Civil en Azuqueca.

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha podido dar más detalles este miércoles sobre el último apuñalamiento en Azuqueca de Henares, que ocurrió el pasado sábado, como informó poco después LA CRÓNICA.

En la tarde del pasado 26 de noviembre, varias patrullas de la Guardia Civil se trasladaron hasta a un domicilio de Azuqueca, al recibir un aviso de una posible reyerta. Por causa de esa pelea, dos personas tuvieron que ser trasladadas al Hospital General  Universitario de Guadalajara. Uno de los heridos, el de más gravedad, sufrió una puñalada en el abdomen; la otra persona, diversas contusiones en la cabeza.

Una vez auxiliados los heridos, se pudo comprobar la existencia en el domicilio de una plantación de marihuana que contaba con unas 200 plantas, cogollos de marihuana listos para su consumo, una báscula de precisión,  así como distintos efectos destinados al cultivo bajo techo de esta droga.

La conclusión que se ha sacado de la investigación por parte de la Guardia Civil es que en la reyerta participaron tres personas. Según esta reconstrucción de los hechos, el autor de la puñalada fue un individuo de origen ecuatoriano, de 31 años de edad, que estaba de alquiler en la vivienda donde se originó la pelea y que ha sido detenido como presunto autor de un delito de lesiones graves. Además se le imputa otro delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana.

También se procedió a la detención de otra persona de nacionalidad española, de 25 años de edad, como presunto autor de un delito de lesiones, como  responsable de las contusiones sufridas por el otro herido. Este segundo individuo contaba con gran cantidad de antecedentes policiales, según confirman fuentes de la Comandancia de Guadalajara.


Más información: