Raúl Gil, de Alovera, ya sabe lo que es andar largas distancias.
Raúl Gil, de Alovera, ya sabe lo que es andar largas distancias.

El aloverano Raúl Gil arranca desde este sábado el reto solidario ‘Hablemos de héroes’ que se va a desarrollar desde la provincia de Salamanca hasta Alovera, lo que supone recorrer 360 kilómetros a pie: los hará de forma continuada sin asistencia médica ni alojamiento.

Todo comenzará este sábado, 15 de agosto desde la finca ‘Los Linarejos’, de Puerto Béjar, punto de arranque del recorrido a pie que día a día le llevará por diversas provincias. Serán más de 50 kilómetros diarios hasta culminar la prueba en Alovera, “donde será recibido de forma especial”, según avanzan desde el Ayuntamiento.

La distancia de 360 kilómetros comprenderá caminos y senderos enclavados en el GR-10, hasta su llegada a Madrid de forma previa a la finalización, y pasando la noche a la intemperie con el equipamiento necesario “pondrá todo su potencial y preparación al servicio de un reto que genera especial satisfacción para el municipio de Alovera”.

Tres ONG, beneficiarias

Todo cobrará valor por la recaudación que logre para tres ONG que están vinculadas a dicho reto: Asociación española del síndrome de Poland, Asociación de Dislexia de Guadalajara y Fundación Aladina en su ayuda a niños y jóvenes enfermos de cáncer.

Dicha recaudación se logra con el patrocinio de kilómetros por quienes sigan el reto y quiera colaborar. Puede hacerse tanto con la compra de elementos promocionales solidarios durante los días previos y el día de la llegada como por el ingreso en la cuenta bancaria propuesta para donar kilómetros solidarios a las ONG.

Raúl participa en el Club de Atletismo local y la organización de otras pruebas deportivas con fines solidarios, como por su propia participación en pruebas de gran dureza y resistencia física en todo el territorio nacional.

Desde el Ayuntamiento se da su apoyo, promocionando la acción solidaria deportiva en sus redes sociales y con un especial recibimiento en su culminación al llegar al municipio el día 21 de agosto, si todo transcurre con normalidad según lo previsto.

Tras varios meses de preparación y superando las dificultades del confinamiento “Raúl se encuentra entusiasmado por superar el reto deportivo que se ha marcado y, sobre todo, lograr la visibilidad y los fondos para las ONG que motivan el esfuerzo y sacrificio que le espera en los próximos días”.