Algunos no han renunciado en estos días a reunirse con los amigos.
Algunos no han renunciado en estos días a reunirse con los amigos, sin límites.

Durante la pasada semana, del 8 al 14 de febrero, no han faltado motivos para que la Policía Local extendiera denuncias por incumplir la normas anti COVID, a pesar de coincidir con el primer fin de semana con las medidas ya relajadas por parte de la Junta de Comunidades. Los agentes han impuesto un total de 53 denuncias.

De ellas, 15 corresponden al uso de mascarillas; 6 lo han sido por la celebración de fiestas en domicilios; 6 por el incumplimiento del horario nocturno; 6 por salida del término municipal; 8 por botellón y otras 8 por superar el aforo máximo de seis personas.

Coincidiendo con la apertura de establecimientos de hostelería y restauración, la Policía Local ha impuesto cuatro denuncias a un único negocio por los siguientes motivos:

– Apertura en horario no permitido.
– Consumo de pie
– Fumar dentro del establecimiento
– Realizar una actividad diferente a la autorizada.

Más información: