Coche patrulla de la Policía Nacional en el parque del Fuerte de San Francisco, junto a la Plaza de Bejanque de Guadalajara.
Coche patrulla de la Policía Nacional en el parque del Fuerte de San Francisco, junto a la Plaza de Bejanque de Guadalajara.

El pasado fin de semana, en una céntrica calle de Guadalajara, la Policía Nacional detuvo a dos jóvenes instantes después de que robaran un teléfono móvil a un hombre, al que amenazaron con un arma blanca y utilizando la violencia.

Gracias al dispositivo de prevención que la Policía Nacional estaba llevando a cabo la madrugada del sábado en Guadalajara, y a la presencia de una patrulla que estaba muy próxima al lugar de los hechos, se consiguió dar rápidamente alcance a la pareja que acaba de sustraer el teléfono móvil, valorado en más de 1.000 euros.

En la huida, y ante la presencia de los policías, el chico -que contaba con numerosos antecedentes policiales- arrojó el teléfono sustraído a un parque. Durante su detención, la pareja ofreció gran resistencia, aunque los agentes consiguieron reducirlos para arrestarlos y ponerlos a disposición de la autoridad judicial.