Nacho Hernando, en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Nacho Hernando, en las Cortes de Castilla-La Mancha.

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado este jueves, con el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PP, una Proposición de Ley para elevar al Gobierno de España, de acuerdo con el artículo 87.2 de la Constitución Española, lo que sería un Proyecto de Ley de Medidas integrales para la protección del Patrimonio inmobiliario, la seguridad ciudadana y la convivencia vecinal y contra la ocupación ilegal de viviendas. Habrá que ver si realmente esta iniciativa regional tiene recorrido en el Congreso de los Diputados o si el Gobierno de Pedro Sánchez se ocupa de zanjarlo todo antes de que llegue a más en Madrid.

El ánimo sí estaba alto este jueves en las Cortes regionales. Con esta ley Castilla-La Mancha “toma la iniciativa” y declara “una política de tolerancia cero” contra la okupación ilegal, defendía el consejero de Fomento castellanomanchego, Nacho Hernando, durante su debate en el Parlamento regional.

Hernando ha planteado que, independientemente de que el problema de la okupación sea competencia o no del Gobierno regional, “Castilla-La Mancha va a ser pionera, toma la iniciativa, toma la bandera, y declara una política de tolerancia cero contra la okupación ilegal”.

“Ofrecemos más penas, más agilidad en el proceso, más eficacia, más margen de maniobra para las administraciones, en definitiva, más justicia porque lo que entendemos es que por supuesto no puede haber un planteamiento en el que dé la sensación de que el okupa tiene mayor cobertura legal que la víctima”, ha enfatizado Hernando.

Movimiento con las enmiendas

Después de que la negociación de enmiendas haya llegado hasta el final del pleno, pasadas las siete de la tarde, la diputada del PP Ana Guarinos ha agradecido la disposición de los socialistas de pactar algunas de sus 67 enmiendas, al tiempo que ha destacado que su grupo ha retirado otras, en aras de “buscar el acuerdo”.

Guarinos ha argumentado la abstención en que no se han podido incorporar a la ley cuestiones “fundamentales” demandadas por el PP como que “el okupante ilegal no puede gozar de la condición de morador; como el desalojo exprés en un plazo máximo de 12 horas o como el lanzamiento inmediato de la autoridad judicial”.

De su lado, la diputada socialista Ana Isabel Abengózar ha lamentado la abstención del PP, pues se han aceptado “hasta el 80%” de sus enmiendas. “Entendíamos que, tras el esfuerzo, tendríamos el voto unánime de los tres grupos. Hoy los ciudadanos pueden ver una vez que no hemos pasado el rodillo”, ha aseverado.

Asimismo, el parlamentario de Ciudadanos Alejandro Ruiz ha pedido disculpas por la “tardanza” en culminar la votación, y ha alabado el interés y la voluntad de conseguir el acuerdo.

Lo primero que hacía esta banda, bien organizada, era cambiar los bombines de la casas que okupaba.
Lo primero que se hace es cambiar los bombines de la casas okupadas.

“Contra los jetas y los caraduras”, dice Alejandro Ruiz

El presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Alejandro Ruiz, ya adelantó que la formación naranja iba a votar a favor de la ley contra la okupación ilegal. “La pena es que creemos que” esta iniciativa parlamentaria no va a ser “muy bien recibida” en Madrid por los socios del Gobierno del PSOE, en referencia a Podemos.

Según ha explicado, en términos generales lo primero que está en el ánimo, tanto de Ciudadanos, como de la Consejería de Fomento, es diferenciar la okupación social, de lo que son unos “jetas” y unos “caraduras”, que es a los que hay que castigar, ha destacado Ruiz.

Ha indicado que desde Ciudadanos se ha ampliado el sistema de penas, de tal modo, que no solo se castigue al okupa sino que a los que están alrededor de la okupación, como por ejemplo, las personas que buscan pisos para okupar, que, a su entender, también tienen que recibir su castigo.

Por su parte, la diputada del PP Ana Guarinos ha asegurado que le “resulta curioso” que PP y PSOE presentaran a la vez dos leyes contra la okupación ilegal, unas iniciativas que, a su juicio, se podrían haber tramitado conjuntamente, pero los socialistas “no han querido”.

Este comienzo del recorrido de la ley refleja, según ha afirmado, “el carácter ideológico” que los socialistas –ha dicho– le están dando a la okupación ilegal. Pese a todo ello, ha recordado, el PP ha manifestado una “buena disposición” y votó a favor de la toma en consideración de la iniciativa del PSOE y ha presentado enmiendas.

“Algunas enmiendas se han transado, las menos, y otras se mantienen, y lo que nosotros queremos es seguir debatiendo con (los socialistas) para conseguir que las modificaciones que se introduzcan sean útiles y que aprobemos una ley para prevenir la okupación ilegal, para disuadir al okupa y para echar al okupa”, ha dicho.

“No podemos aprobar una ley que sea garantista para el okupa y perjudicial para el propietario”, ha dejado claro Guarinos, quien ha pedido al PSOE que mire “con cariño” y acepte las enmiendas que ha propuesto el PP porque son “sensatas y serias”.

Más información: