El tercer teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica y Recursos  Humanos, Santiago Baeza, ha lamentado este jueves que el Ayuntamiento “se vea obligado a renunciar a un programa europeo para la formación que tenía una dotación total de 3.577.475, 55 euros de los que el 80 por ciento lo financiaba el Fondo Social Europeo y el 20 por ciento restante lo aportaba el Consistorio, con fondos propios”.
 
Según ha explicado el concejal, el 31 de julio de 2019 debía haber estado ejecutado y pagado el 20 por ciento del programa y “el anterior equipo no había movido ni un solo papel dentro del expediente, ni iniciado la contratación de ningún curso”.
 
Al incumplir ese primer plazo, en un programa cuyo desarrollo estaba previsto a lo largo de cuatro años, se perdía directamente un 8 por ciento de la aportación euroepa. “Era materialmente imposible poner en marcha en un solo mes lo que el anterior equipo no había hecho en seis meses y ante diversas consultas al Ministerio por parte de este concejal, no hubo posibilidad de prórroga”, ha resaltado Baeza.
 
El teniente de alcalde ha señalado "la complejidad de poner en marcha un programa sin ningún tipo de planificación previa" por los procedimientos administrativos y de contratación para los que existían dudas razonables de cumplimiento, en un mismo ejercicio “en el que ya estábamos viendo la mala gestión de los fondos EDUSI del anterior equipo”.
 
La propia Intervención municipal confirmaba las dificultades de cumplir los plazos sucesivos, aunque la aportación europea se hubiese visto reducía, y concluía en un informe que “se considera inviable la ejecución del presente plan al existir un riesgo cierto de pérdida total del derecho al cobro”.

Un agujero previsible de 3,6 millones 
Ante esta situación, Baeza confirmaba que la decisión del actual equipo de Gobierno ha sido la de “renunciar sin más remedio a esta subvención ante el riesgo de perder los casi 3,6 millones de euros del programa”.
 
Santiago Baeza ha lamentado que alrededor de 500 personas en riesgo de inserción laboral haya perdido una gran oportunidad de formación y empleo por culpa de la política de los brazos caídos de Román y Carnicero”.
 
El concejal de Promoción Económica se ha preguntado por qué el gobierno del PP tuvo problemas para programar y poner en marcha este programa social para la formación y el empleo mientras ejecutaba más de cuatro millones en fondos EDUSI “pensando solo en  que sus obras les harían ganar las elecciones”.
 
La UE incluyó a Guadalajara en el Programa Operativo de Empleo, Formación y Educación en 2018 con una subvención de 3.577.475,55 euros para desarrollar en varias fases durante cuatro años, siendo el día 31 de julio de 2019, un mes después de la delegación de competencias entre el nuevo equipo de Gobierno, el primer vencimiento para el que debían poder justificarse como gastados en este concepto 736.603,04 euros.